Los maíces también están sufriendo la carencia de agua

En comparación con la campaña pasada, los productores que decidieron sembrar maíz vienen con demoras en la implantación de ese cultivo.
Este retraso se adjudica a la ausencia de precipitaciones que permitieran recuperar la humedad en el perfil en tiempo y forma, para así garantizar una óptima implantación del cereal.
“Las variables climáticas del mes de diciembre incidieron de forma negativa en el cultivo de maíz, ya que durante ese período el cereal se encontraba atravesando etapas críticas de determinación de rendimiento. La mayor o menor afección a causa de la sequía se verá reflejada zona por zona, dependiendo de cómo se fueron dando las lluvias y del estado hídrico que presentaban los perfiles durante esta etapa”, le dijo a Democracia el ingeniero Jorge Elustondo.
Por último, los cuadros implantados en fechas tardías aún mantienen una condición de buena a regular, dependiendo de la zona en cuestión y de las precipitaciones recibidas durante el mes de enero.

COMENTARIOS