LLUVIAS INSUFICIENTES Y ALTAS TEMPERATURAS

Los problemas climáticos generan una gran preocupación también en el cultivo de soja

Los valores de la legumbre han mostrado un comportamiento alcista durante la semana en la plaza local, alentados por la suba externa y la necesidad de darle mayor incentivo al productor para desprenderse de sus lotes.

Los problemas climáticos generan gran preocupación en el agro, mientras en la principal zona productora del Medio Oeste norteamericano, la insuficiencia de lluvias y las temperaturas altas impactaron sobre las condiciones del cultivo de soja, según la analista de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) Emilce Terré.
Los valores de la soja han mostrado un comportamiento alcista durante la semana en la plaza local, alentados por la suba externa y la necesidad de darle mayor incentivo al productor para desprenderse de sus lotes.
En una campaña donde la expectativa previa sobresaliente apuntaba a una notable recuperación de la oferta global, los problemas climáticos en Estados Unidos están “generando una gran preocupación por pérdidas sobre los rindes potenciales y con ello el precio del futuro más cercano de soja en Chicago cerró la semana a 528,02 dólares la tonelada”.
“En efecto, en la principal zona productora del Medio Oeste norteamericano la insuficiencia de lluvias y temperaturas más altas de lo deseable durante agosto, mes crítico para la definición de rindes, han impactado sobre las condiciones del cultivo”, expresó Terré.

Menos producción

Ante el escenario planteado, distintas consultoras norteamericanas dieron a conocer en la semana sus estimaciones de producción estadounidense para el 2013, y en todos los casos las previsiones apuntan a un volumen menor al que proyectaban en sus reportes anteriores.
En particular, Informa Economics plantea una producción de 88,15 millones de toneladas, un 0,8% menos de lo previsto en el informe anterior.
Además, puntualizó que para sus cálculos se basó en las estimaciones actuales de área sembrada del USDA, pese a que espera que ésta sea ajustada a la baja en 0,30 millones de hectáreas en el próximo informe.
“Mientras tanto, aún se espera que Sudamérica sí sea capaz de cumplir con la recuperación del volumen cosechado. En Brasil un incremento en el área sembrada, bajo un escenario de rindes tendenciales, podría dar lugar a una producción récord de 87,5 millones de toneladas (según estimaciones de FCStone), que ante los daños que causó la sequía el año pasado implicarían una mejora del 7% en el output”, dijo la especialista.
Advirtió que “en Argentina, mientras tanto, si bien los márgenes de la soja se encuentran más ajustados que la campaña previa los precios se han sostenido relativamente más que los del maíz, al tiempo que las siembras de este último podrían retrasarse por la falta de humedad en los suelos”.
“Ante este panorama, existe la posibilidad que una mayor cantidad de lotes pasen del cereal a la oleaginosa. Las encuestas encaradas por GEA (Guía Estratégica del Agro de la BCR) entre productores apuntan así a que en la zona núcleo el área sembrada con soja este año avance entre 10% y 20%.

COMENTARIOS