None
CRISIS LECHERA

Cierran tambos y sufren los pueblos

Los precios bajos que reciben los productores y el encarecimiento de los insumos son los principales factores que provocaron la desaparición de tambos en la Argentina y que pusieron en riesgo a cientos de comunidades rurales en el país, advirtió un especialista del sector.
"Cabe preguntarse qué exige más trabajo, si producir un litro de leche o de nafta. Pero para no ahondar en datos de si súper o especial, si descremada o con hierro, ni siquiera nos pondremos a considerar per se, tamaña comparación", indicó el analista Omar Meraglia en un trabajo publicado por Cuenca Rural.
Para Meraglia, lo que es cierto "es que el precio de la leche coincide con el dólar que han dado en denominar como blue y que lo impactante de la situación, es precisamente que de los más de 8 pesos que cuesta en una góndola, el dueño de la vaca y que además las ordeña, percibe poco más de 2 pesos".
"Esos litros de más también se logran en base a una buena alimentación y mejor sanidad, quiere decir que hay inversión en pasturas, granos, profesional veterinario y los insumos respectivos", dijo.
También se requiere de buenas instalaciones para poder obtener una calidad tal como la exigen las industrias lácteas y personal profesionalizado en el manejo de los animales y el ordeñe.
"La responsabilidad de la situación también se comparte con una industria procesadora poco competitiva que ha hecho pagar su obsolescencia al productor primario mientras que por otra parte le otorga privilegios al sector comercializador (supermercadista) a través de una posición negociadora timorata", calificó.
El analista se preguntó: "si fueron siete mil tambos los que desaparecieron. Nadie puede saberlo a ciencia cierta, pero hay datos que infieren que eso, finalmente, no importa a los verdaderos objetivos que pretendemos focalizar".
"La cantidad de leche producida actualmente es sólo un 10% más que la de la última década y se ha mantenido el stock de vacas. Tambo que cierra, sus animales van a parar a otro, esto ha sido parte de la concentración tan anunciada, pero poco debatida para determinar sus consecuencias", precisó.
También "la posibilidad de sojización ha sido el elemento necesario para que los productores dejaran de lado los tambos más allá del amor que le profesaran y que venía de generación en generación".
"Los tambos cerrados y el precio de la leche-nafta no importan más que para darse cuenta de que el sujeto agrario, el productor chico y mediano y el tambero de pueblo, están desapareciendo a paso firme y con ellos las comunidades rurales en general", indicó.

COMENTARIOS