None
AGROINDUSTRIA

Cayó la venta de maquinarias

La renovación de implementos agrícolas frenó el ritmo con respeto a años anteriores.

La Argentina va a estar por debajo de la tasa de renovación de maquinarias agrícolas, ya que necesitaría vender entre 5.000 y 6.000 tractores, y 1.500 cosechadoras en 2012, y hasta el momento se comercializaron sólo 3.300 y 450 unidades respectivamente, advirtió un especialista del sector.
Héctor Sendoya aseguró que en 2012 "el primer semestre fue flojo para todos los rubros y terminará siendo un año que va a estar por debajo de lo que sería la necesidad de renovación de equipo".
Según su análisis, el mercado argentino debería comercializar por año alrededor de 6.000 tractores y 1.500 cosechadoras "para mantener el equilibrio del parking y la capacidad de trabajo de la flota". Sin embargo, "en lo que va de 2012 se llevan vendidos unos 3.300 tractores. Con lo cual uno puede anualizar en 4.500/4.700, por debajo de lo que sería la tasa de renovación esperable y necesaria para la Argentina sin considerar el consumo de economías regionales que podría incrementar".
Sendoya declaró que "el caso de cosechadoras es aún peor porque se han vendido 450 en lo que va del año y uno podría anualizar en 700".
"Esto es muy parecido a lo que ha pasado en 2011, que se llegó a 4.700 tractores y 1.100 cosechadoras. O sea, también por debajo de la tasa de renovación", explicó.
Comparado con Brasil, el mercado interno es diez veces menor en lo que hace a la comercialización de tractores, que es de 5.000 a 6.000 unidades.
Brasil tiene un mercado de 50.000 tractores y 4.000 cosechadoras, Italia cuenta con 25.000 tractores por año, Estados Unidos, sólo por encima de los 50 caballos, 50.000 tractores y 5.000 cosechadoras.
"Canadá, que es un país parecido a nuestra extensión, pero que tiene prácticamente sólo trigo, vende 20.000 tractores", dijo y analizó que "Argentina está en niveles bajísimos de equipamiento".
Este año ha estado marcado por una oferta "más bien ausente", excepto por la empresa Pauny que registra un importante crecimiento.
"Las multinacionales que han hecho programas de inversión para empezar a producir más en la Argentina, recién empezarán a tener producción local en los próximos meses, con lo cual el impacto este año no se va a ver", asumió.
En cuanto a la situación de la demanda, Sendoya consideró que "más del 80 por ciento de la cosecha la hacen contratistas, pero estos no terminaron financieramente bien su campaña 2011/2012, con lo cual, su capacidad para invertir está un poco más restringida".

COMENTARIOS