ASISTENCIA CREDITICIA AL AGRO

El BAPRO prestó $ 4200 millones

El presidente del Banco Provincia, Gustavo Marangoni, junto al ministro de Asuntos Agrarios, Gustavo Arrieta, anunció que la entidad “en lo que va de 2012 otorgó financiamiento a pequeñas y medianas empresas agropecuarias por más de 4200 millones de pesos”. El funcionario agregó que “pese a los fenómenos climáticos extremos que afectaron al campo, la colocación de créditos al sector subió un 14% respecto de 2011”.
“Profundizar el acompañamiento productivo, en momentos en los que vemos cómo el mundo parece esforzarse en aumentar la brecha entre los que más y los que menos tienen, es una decisión política de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y del gobernador Daniel Scioli, que siguen apostando sobre todo al agregado de valor en origen", destacó Arrieta.
“Como marca nuestra historia y con el mismo énfasis que le impuso el Gobernador Scioli desde su primera gestión, continuaremos acompañando el desarrollo y crecimiento de las pequeñas y medianas empresas agropecuarias”, indicó Marangoni. Y aseguró que “la idea hacia delante es ampliar el universo de clientes gracias a la creación de nuevos productos accesibles a todos los productores de la provincia de Buenos Aires”.
Marangoni realizó estas declaraciones tras reunirse en la Casa Central con el ministro de Asuntos Agrarios, Gustavo Arrieta y las autoridades de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO), donde se analizaron diversas opciones crediticias para que las cooperativas puedan recibir asistencia con destino a capital de trabajo y trasladar la misma a los pequeños productores asociados que no tienen fácil acceso al sistema financiero.
Durante el encuentro, del que participaron el gerente general de Coninagro, Daniel Assef y el economista jefe de la entidad, Federico Landgraf junto al gerente de Banca Agropecuaria del Provincia, Ruben González Ocantos, se acordó trabajar en una agenda común para desarrollar una línea especial con tasa subsidiada que ayude a distribuir la asistencia crediticia entre las 165 cooperativas que operan en la provincia de Buenos Aires.
“Escuchar las necesidades concretas de estos productores agrupados nos permite llegar a nuevos clientes con un producto que se adapte mejor a su modelo de negocio”, destacó Marangoni. Y sostuvo que “los clientes agropecuarios son los que menos mora registran en sus obligaciones crediticias”.

COMENTARIOS