None
LOS NUMEROS DE LA COSECHA

La soja trepa, las retenciones también

Los precios alcanzados por la oleaginosa permiten atenuar las pérdidas generadas por la sequía y garantizan importantes ingresos para el Estado.

Los precios de la soja en Chicago alcanzaron máximos en los últimos días y el alivio fiscal es evidente ya que se calcula que la producción de la actual campaña 2011-2012 estimada en 43 millones de toneladas brindará al Gobierno, en derechos de exportación, unos 8500 millones de dólares.
El Ministerio de Agricultura por su parte fijó el precio FOB (puesto en puerto) a 566 dólares la tonelada de soja lo que le otorga un valor a todos los granos de las 43 millones de toneladas de 24 mil millones de dólares. Estos son los números gruesos de la cosecha de soja 2011-2012 que brindó Ernesto Ambrosetti, economista jefe de la Sociedad Rural Argentina (SRA).
La campaña está considerada por los analistas como "mala" por la sequía que afectó sus rindes, y que le hizo reducir en un millón de toneladas las previsiones a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, con una producción de 2360 kilos por hectárea en promedio.
El año pasado se habían recolectado 49 millones de toneladas, pero los precios eran sensiblemente menores. Ahora la Bolsa espera 43 millones. La actual cosecha cubrió hasta el momento el 56,1% del área y según explicó el titular de Agritrend, Gustavo López, 20 millones de toneladas ya han sido vendidas, 12 millones tienen el precio confirmado y en 8 millones de los 43 millones de producción proyectados faltan confirmar precios.
"El productor se ve tentado a vender la soja por los precios que llegaron a 549 dólares en Chicago, hay otros que han vendido trigo y maíz, la rentabilidad no es mala, pero depende de los rendimientos de cada zona donde en algunos sectores es de 1800 kilos por hectárea", sostuvo.
Ambrosetti por su parte sacó otro cálculo: "Cada productor está aportando al Estado por hectárea de soja producida y vendida casi 600 dólares, calculado un rinde de tres toneladas. Esa suma equivale a la inversión necesaria para poder sembrar dos hectáreas".
Mientras tanto el mercado mundial analiza la baja de producción en Argentina y Brasil, Sudamérica, y los precios de la oleaginosa suben en Chicago. "Yo creo que va a estar alrededor de los 500 dólares y 550 dólares, 10 por ciento arriba o abajo", afirmó Ambrosetti.
En todo caso, 609 dólares fue el récord histórico de la soja en el 2008, "nos faltan más de 50 dólares por tonelada para ese precio", advirtió. "No obstante, cualquier crisis internacional puede disparar el precio en alza o baja, la volatilidad está altísima", subrayó el economista de la SRA. En lo que va del año, la soja subió en Chicago un 25 por ciento, destacó a NA, el analista Guillermo Rossi de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).
"Teóricamente batió el récord de 2008 hasta ahora, con la baja de la producción de Argentina y Brasil, la sudamericana, y una China que no deja de ser una aspiradora de commodities, porque no sólo compró soja y maíz, sino también un producto que es proteína pura y que sale de un residuo de etanol", afirmó Javier Buján, presidente de la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales porteña.
Alguien "podría pensar que la demanda se tranquilizaría, sin embargo sigue subiendo, el productor argentino en octubre sembró con las expectativas de una soja a 280 y 300 dólares y ahora está en más de 350 dólares", dijo. "Ojo con los precios porque son inesperados. Nadie pensaba que íbamos a llegar a ese nivel, son lucecitas amarillas, algunos fondos de inversión pueden decir hasta aquí llegamos y bajar, sin embargo sería una caída de 10 a 20 dólares la tonelada", sostuvo Buján.
Para el director de Agritrend, en tanto el precio de la soja "está representando que hay una oferta muy limitada, el mercado está preocupado porque está avanzando la cosecha en Argentina y Brasil y los rindes son bajos". Además refleja "una demanda muy sostenida de los chinos, se habla de 20 barcos en Sudamérica, esta importación reactivó los precios, no hay mucha mercadería, vienen a la región desde Estados Unidos".
La soja sigue su escalada alcista: además de caída de producción en Sudamérica está la perspectiva de un área sembrada más baja en la próxima campaña en Estados Unidos, precisó Rossi de la BCR.

COMENTARIOS