DESDE FEDERACION AGRARIA

Cuestionan que el campo tribute al patrimonio

Directores de la Federación Agraria Argentina de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos cuestionaron ayer que un productor agropecuario que trabaja solamente una unidad económica deba tributar un impuesto al patrimonio, en una reunión realizada en la sede de la entidad en Rosario.
Así lo consignaron en un comunicado en el que destacaron que se reunieron con la finalidad de analizar y debatir el aumento del Impuesto Inmobiliario Rural que impulsan los gobiernos de esas provincias.
Luego de la reunión, los dirigentes expresaron la necesidad de que se avance en una “verdadera reforma fiscal, porque resulta inadmisible que en nuestro país un productor agropecuario que trabaja solamente una Unidad Económica, tribute un impuesto al
patrimonio”.
“Para el análisis que hicimos, esta situación podría compararse con la de un obrero que, cobrando un salario mínimo, tuviera que pagar Impuesto a las Ganancias”, afirmaron.
También destacaron que “la voracidad fiscal nacional arrincona a las provincias y las obliga a tener que recaudar fondos de donde no se los puede sacar”.
“Venimos de un escenario catastrófico a causa de los efectos de la sequía que afectó a la producción agropecuaria, y desde el poder Ejecutivo nacional en vez de pensar en canales de asistencia para que no desaparezcan pequeños y medianos productores, nos
quieren imponer un impuestazo”, denunciaron los directores de FAA.
Por otra parte, durante el encuentro se resaltó en la necesidad de incluir el concepto de progresividad a la hora de diseñar y se remarcó que “de los proyectos de reforma tributaria de las provincias en cuestión, ninguna contempla parámetros reales de progresividad”.
“Este concepto es indiscutible hasta en los países más liberales del planeta, pero lamentablemente en Argentina el sistema está diseñado en función de los grupos concentrados de la economía, y se cobra prácticamente a todos por igual”, indicaron.
Advirtieron que “los revalúos fiscales que impulsan las provincias se traducirán en mayores impuestos que cobrará el Estado Nacional. Esto será la lápida que pesará sobre los productores más chicos que ya no tienen más margen”.

COMENTARIOS