Exportadores confirman mayor ingreso de divisas
ENFOQUE

Exportadores confirman mayor ingreso de divisas

Para desterrar la idea que los productores no venden sus granos y los exportadores no liquidan divisas, pensando en maniobras oscuras y especulativas sin fundamentos, lo sucedido en el mes de agosto en cuanto a ingreso de divisas, confirma que esta visión de la sociedad con respecto al comportamiento de los principales actores del sector no es la correcta.
Las declaraciones de compras del sector exportador es una clara demostración de que los productores no especularon y decidieron seguir con su ritmo de ventas, ya sea para cumplir compromisos pendientes o para asumir los costos de producción de la nueva cosecha 2019-2020.
Como contrapartida se trata de las ventas efectuadas por los productores, durante las últimas semanas de agosto, en pleno momento del resultado post paso y ante una gran incertidumbre económica y cambiaria.
En la última semana de agosto, los productores vendieron por un total de 1,35 millones de toneladas de maíz, 760 mil toneladas fueron compradas por los exportadores y 590 mil, por parte de la industria de maíz.
Mientras que en la misma semana, las ventas de soja llegaron a un total de 1,12 millones de toneladas, 519 mil toneladas compradas por la exportación y 602 mil por la industria aceitera.
Estos volúmenes de venta por parte de los productores no reflejan ninguna actitud especulativa, por el contrario han sorprendido a los operadores y le han permitido a los exportadores ingresar mayor cantidad de divisas que las esperadas por el mercado.
En este sentido y para confirmar lo arriba descripto, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), anunciaron que durante el mes de agosto pasado las empresas del sector liquidaron la suma de US$ 2.266 millones.
Este monto de divisas es superior en un 41% con respecto al mismo mes del año 2018, cuando ingresaron US$ 1.604 millones y también por encima en un 0,43% en relación con el mismo mes de 2017, cuando se ingresaron u$s 2.256 millones (campaña agrícola con similar volumen de producción).
Asimismo, los dólares ingresados de la agro exportación en agosto último son un 0,53% superior a julio anterior, cuando las divisas ingresadas ascendieron a US$ 2.253 millones.
Esto confirma el análisis efectuado en el presente artículo: los productores no especularon y vendieron en función de sus compromisos.
Además la liquidación de divisas está fundamentalmente relacionada con la compra de granos que luego serán exportados ya sea en su mismo estado o como productos procesados, luego de una transformación industrial.
El exportador podrá liquidar divisas en la medida que los productores tengan la decisión de vender sus granos. En relación con las nuevas reglas del Banco Central, es importante resaltar que la mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los 30 días en el caso de la exportación de granos y alcanza hasta los 90 días en lo que hace a la exportación de aceites y harinas proteicas.
Esa anticipación depende también del momento de la campaña y del grano de que se trate, por lo que no existen retrasos en la liquidación de divisas.

Banco Central y maíz pisingallo
En cambio las nuevas reglas del Banco Central para el caso de la exportación de maíz pisingallo o el girasol confitería, por citar dos ejemplos, exigen la liquidación de divisas en un principio dentro de los 15 días y ahora el Gobierno lo extendió dentro de los 30 días.
Por su parte, en ambos casos es imposible que los exportadores de estas dos especialities puedan liquidar divisas dentro de los 30 días, pues el tiempo de navegación de los barcos llega a 30 días y en muchos casos, a 45.
La Argentina es el principal exportador de maíz pisingallo, también conocido como pop corn, compitiendo de igual a igual con los exportadores de los Estados Unidos.
Esta nueva resolución de cómo se deben liquidar la divisas dejan a los exportadores de nuestro país fuera del mercado. Desde el sector exportador afirmaron que el país exporta por semana 5 mil toneladas de maíz pisingallo, que generan ventas por dos millones de dólares.
La industria de pop corn vende por más de 100 millones de dolares al año y tiene presencia en más de 110 países.
Tanto Brasil como Estados Unidos compiten con la Argentina para aumentar su participación en el mercado. Con esta medida, el Gobierno logra frenar las exportaciones de nuestro país y perdemos mercados que costaron mucho conseguir y nos va a costar mucho más volver a recuperar.
Medidas como las anunciadas, afectando la operatoria y competitividad de empresas argentinas que operan con capital de riesgo nacional, no hacen más que dejarnos fuera de competencia.
Y no se entiende que la medida perjudique el ingreso de divisas cuando el mismo Gobierno tiene como principal objetivo de su política económica, de evitar la caída de las reservas del Banco Central.
Con estas medidas lo que se logra es el efecto contrario, en momentos en que el Gobierno necesita de las divisas de la exportación.


(*) Consultor agroindustrial.

COMENTARIOS