El trigo siente la falta de lluvias y crece la preocupación de los productores en la zona núcleo.
El trigo siente la falta de lluvias y crece la preocupación de los productores en la zona núcleo.
PANORAMA AGROPECUARIO

La falta de agua se hace sentir en el campo

La Bolsa de Comercio de Rosario destaca que las lluvias de la semana pasada permitieron sembrar el 45% del maíz temprano en la zona núcleo: "Tal vez sea la única tanda de siembra de setiembre".

Desde julio las lluvias escasean y la falta de agua se hace sentir en el campo, generando preocupación por los daños que la sequía puede provocar en el trigo y el perjuicio para la siembra de granos gruesos.
El nivel de precipitaciones sigue alejándose de las estadísticas mensuales en la zona núcleo, de acuerdo con lo señalado por la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).
Las lluvias de la semana pasada fueron una oportunidad de oro para sembrar el 45% de las 1,43 millones de hectáreas que están previstas para el total para el maíz: "Es el mayor avance logrado de los últimos cuatro años".
Lo malo es que ésta tal vez sea la primera y única tanda de siembra que se logre en setiembre, más allá de algunos lotes que se agreguen en los próximos días. La entidad rosarina advierte que los pronósticos señalan pocas chances de nuevas lluvias para lo que falta del mes y no alcanzarían ni el 50% de las medias mensuales.
"Para setiembre, las estadísticas de los últimos 100 años señalan 60 a 40 mm, de este a oeste, para la región. Si no llueve, el oeste cerraría el mes con 5 a 15 milímetros y el este con 10 a 45 milímetros".
Los departamentos del centro sur de Santa Fe, Iriondo y San Jerónimo, fueron los más favorecidos con lluvias por encima de los 30 milímetros. En la última semana, las ráfagas frías del domingo 15 dejaron un puñado de milímetros que apenas pasaron 8 milímetros en el área que circunda a Monte Buey y Bellville.
El mayor progreso de siembra de la campaña gruesa 2019/20 se dio en la zona noreste de la región. Gran parte del centro y sur de Santa Fe están con un avance que supera el 70% a 80%.
En el extremo sur de Santa Fe lo que limita la siembra son las bajas temperaturas de los suelos en lotes con mucho rastrojo. En el noreste bonaerense se ha sembrado entre el 50 y 60% de los cuadros, cifra que cae al oeste al 15 a 25%.
Hasta General Pinto se sembró, pero desde Lincoln al oeste, el agua no alcanza. El área cordobesa es el área con menos progreso, el avance es del 5 al 15%. Se han largado con las siembras, pero no de forma generalizada. Canals es uno de los casos. Los 10 a 15 mm que recibió la semana pasada no le alcanzan para activar las siembras.

Emergencias a pesar del frío
Desde la BCR destacan también que los primeros lotes de maíz sembrados en el centro sur de Santa Fe están naciendo sin problemas. "Comienzan a emerger muy lento por las bajas temperaturas de los suelos y del ambiente", afirman los ingenieros según el informe.
Sin presencia de plagas en general, aunque algunos técnicos del centro y sudeste de la región alertan por la presencia de gusano blanco y gusano alambre.
"Más allá de algunos ajustes en dosis, se está aplicando un nivel alto de tecnología a la siembra. En la fertilización se están usando arrancadores que suelen también sumar micronutrientes, aparte de la aplicación de nitrógeno. Tampoco se está descuidando el control de malezas, siguiendo con el uso de preemergentes", concluye.

Un 15% del trigo está mal
El trigo marca cierto retraso en el desarrollo fenológico con respecto a años anteriores por la ausencia de lluvias. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que un 15 % de la superficie sembrada con trigo presenta una condición de cultivo entre regular y mala.
Esta situación afecta principalmente a los cuadros del sur del área agrícola nacional que transitan una temporada marcada por frecuentes heladas, bajas temperaturas y escasez de lluvias, limitando el crecimiento y el desarrollo. Esta situación "podría impactar significativamente en la generación del rendimiento", destacan desde la entidad porteña.
Sin embargo, el 85 % restante se encuentra en condición de cultivo de normal a excelente, concentrado en la franja central, donde el impacto de las lluvias de la semana pasada fue más que favorable.
La brecha de desarrollo entre trigos avanzados y atrasados se amplía. Mientras en la franja norte del país, los trigos transitan etapas de entre espigazón y llenado de grano, acelerados por los aumentos de temperatura.
En el sur del área agrícola las bajas temperaturas y las frecuentes heladas han demorado considerablemente el desarrollo del trigo, encontrándose menos del 15 % de los cuadros transitando la encañazón, con plantas de poca altura, escaso desarrollo y porte disminuido.

COMENTARIOS