La acumulación de lluvias comienza a deteriorar los lotes sembrados con soja.
La acumulación de lluvias comienza a deteriorar los lotes sembrados con soja.
PANORAMA AGROPECUARIO

La soja se ataja frente a tanta lluvia

Las intensas precipitaciones de los últimos días acentuaron el deterioro de la oleaginosa y detuvieron la siembra de 320 mil hectáreas de segunda en la región núcleo, mientras dejaron un 15% de primera en condición regular.

Las lluvias, como siempre los factores climáticos, volvieron a alterar la tranquilidad de los productores, porque en primer lugar las intensas precipitaciones provocaron un atraso en la fecha de siembra de soja y, por el otro, deterioraron las condiciones de la oleaginosa y podrían limitar el potencial de rendimiento.
En ese sentido, el noroeste bonaerense acumuló lluvias por encima de los 80 milímetros en el curso de la semana. Ramallo recibió 89,4 milímetros y Pergamino 88 milímetros. La mitad de la región superó los 30 milímetros.
Por fortuna, la tormenta esquivó el centro sur de Santa Fe, la zona que recibió los más de 300 milímetros en el mes de noviembre. El este cordobés es la zona con los menores registros, incluso en el centro de los departamentos de Unión y Marcos Juárez prácticamente no se registraron precipitaciones.

Tormentas que no perdonan

El hecho que de que todavía no se haya logrado terminar con las resiembras revela los problemas de excesos y lluvias frecuentes que entorpecieron las labores. La situación hídrica es todavía grave en el centro-sur de Santa Fe. El agua está escurriendo, pero quedan las secuelas de los temporales de noviembre que castigaron la zona.
Las mayores pérdidas se concentran en soja de primera. La fitotoxicidad por acumulación de herbicidas, sumado al lento crecimiento por las bajas temperaturas de diciembre hace declinar la condición del cultivo. El menor tamaño de las plantas hace más difícil cerrar el entresurco.
Se evalúan un 15% de los lotes en condiciones regulares. Aparte quedan por sembrar unas 320 mil hectáreas de soja de segunda por la falta de piso. Los escapes de malezas, como rama negra, el sorgo de Alepo y yuyo colorado resistentes, están afectando en distinto grado a la región. En plagas, megascelis, trips, bolillera y medidora están presentes, pero sin provocar daños que hagan necesarios controles. El 15% de los cuadros inicia el periodo de floración (R1), un 85% está en estados vegetativos avanzados.

Maíces que perfilan una buena campaña

A pocos días de ingresar en la etapa más importante del ciclo, los maíces son los que han salido mejor parados de los últimos temporales. Un 25% de los cuadros ya se encuentra floreciendo y el resto, en unos pocos días más, transitará de lleno esta etapa, con adecuadas reservas de agua. Un 75% de los cuadros se los clasifica entre excelentes y muy buenas condiciones y un 25% como buenos. En paralelo, la cosecha del cereal progresó con fluidez durante la última semana y logró alcanzar el 57,4 % del área apta con un volumen acumulado que superó las 9.500.000 de toneladas.

COMENTARIOS