Bienes personales: el campo satisfecho
NEGOCIOS AGROPECUARIOS

Bienes personales: el campo satisfecho

Una batalla terminó en éxito para las entidades agropecuarias de la Comisión de Enlace, cuando sus argumentos y los de parte de la oposición evitaron que los diputados realizaran modificaciones al impuesto a los Bienes Personales que exceptúa a los inmuebles rurales de su pago.
Fue durante el extenso debate del Presupuesto 2019 y en su transcurso los legisladores se abstuvieron de modificar y gravar al agro con un impuesto más.
Entre las entidades que festejaron se encuentra Federación Agraria Argentina (FAA), preocupada por el futuro con un gravamen nuevo a los pequeños y medianos productores y a las economías regionales.
Al respecto, Orlando Marino, secretario gremial de la entidad que preside el mendocino Carlos Achetoni habló con NA y reconoció que "en un primer momento festejamos que Diputados haya tomado esa decisión".
"No se puede perjudicar más al campo con impuestos. El agro es el motor del país, creo que hacemos un buen aporte desde el sector, asegurando la soberanía nacional alimentaria y el ingreso de divisas al país; el campo es el mayor productor y exportador de esas divisas que recibe la Argentina", indicó.
Explicó que habían hecho "los reclamos pertinentes" y festejaron de "que no se grave con más impuestos al campo".
"Ya hemos perdido muchos productores en las últimas décadas y ahora los pequeños y medianos están pasando una mala situación. Con el valor de los insumos, el gasoil, electricidad, fletes, se hace difícil producir", añadió.
Marino admitió que ahora queda el interrogante de qué pasará cuando el proyecto de Presupuesto con media sanción llegue al tratamiento del Senado.
"No creo que Senadores vaya en el sentido contrario, hay un consenso también ahí por los reclamos del sector agropecuario. No nos olvidemos que de lo que producimos, el 56 por ciento va a la renta del Estado. No soportamos un impuesto más", consignó a NA.
También destacó que las economías regionales están complicadas porque no llegan a cubrir los costos de producción y "un impuesto más hubiera agravado absolutamente la situación".

Ya hemos perdido muchos productores en las últimas décadas y ahora los pequeños y medianos están pasando una mala situación. Con el valor de los insumos, el gasoil, electricidad, fletes, se hace difícil producir.

"Hay una deuda muy grande con las economías regionales, de productores que trabajan a pérdida, que abandonan la tierra. Con más impuestos es cerrar la tranquera y abandonar como muchos lo están haciendo", sostuvo al señalar que los cálculos que realizaban de aprobarse el quite de exención a los bienes rurales arrojaban que muchos "no soportarían un impuesto más".
Para FAA fue un logro gremial el haber podido expresar con contundencia ante la opinión pública y los legisladores las necesidades de los pequeños y medianos productores.
En tanto, la Fundación Barbechando precisó que en una sesión caliente, el oficialismo logró la aprobación del Presupuesto para el año próximo, con un refuerzo de fondos para Chaco.
Resaltó que el diputado Luciano Laspina (Santa Fe, Propuesta Republicana) de Cambiemos a cargo de la Comisión de Presupuesto y Hacienda haya reconocido "el esfuerzo del campo en el equilibrio del déficit fiscal" y que desde el oficialismo "prometieron eliminar las retenciones, en cuanto termine la situación de emergencia".
El monotributo para pequeños productores cañeros y tabacaleros se extendió también para los de yerba mate y té.
Por su parte, el presidente de la entidad cooperativista Coninagro, Carlos Iannizzotto, sostuvo que "son los mismos productores, con sus quejas y argumentos, los que lograron modificar el rumbo del proyecto original".
Y agregó que "los pequeños y medianos productores van a seguir trabajando, aumentando la producción, acompañando con sus cultivos, las políticas que impulsen el desarrollo productivo y crediticio y todas las herramientas que contribuyan a mejorar el posicionamiento de nuestras actividades regionales".
Coninagro en un comunicado agradeció a los diputados nacionales que "reconocieron la inviabilidad de imponer cambios al impuesto a los Bienes Personales para las explotaciones agropecuarias".
En un contexto complicado para la producción, cargar con más tributos a los productores era, en primera instancia, una decisión desafortunada, para la Confederación de cooperativas de la Argentina.
"Creemos que primó la cordura, acción que esperamos se traslade al Senado de la Nación, donde los representantes de las provincias saben bien que en muchas de ellas no hay lugar para más presión impositiva", se indicó.

COMENTARIOS