La sequía causó fuertes pérdidas en la producción de soja y maíz.
La sequía causó fuertes pérdidas en la producción de soja y maíz.
FACTOR CLIMÁTICO

Lo que la histórica sequía se llevó

Productores perdieron ingresos por 7.500 millones de dólares como consecuencia de la falta de lluvias en la primera parte del año.

Productores agropecuarios se quedaron sin 30 millones de toneladas de granos para vender y perdieron ingresos por unos 7.500 millones de dólares, debido a la intensa sequía que castigó al país en la primera parte del año.
Así lo consignaron los economistas Julio Calzada, Patricia Bergero y Emilce Terré de la Bolsa de Comercio de Rosario, en un informe donde señalaron que "la sequía que azotó a la región núcleo argentina en el verano 2017-2018, catalogada como la peor de los últimos 50 años, diezmó la producción de granos gruesos".
"Lotes que han quedado sin sembrar, aumento del área de abandono, rindes muy por debajo de lo normal significaron pérdidas de 20 millones de toneladas en soja y 10 millones de toneladas en maíz, un duro golpe para la actividad insigne de la economía argentina", dijeron.
Posteriormente, la humedad no menguó durante semanas, y en combinación con las altas temperaturas hasta mediados de mayo generaron un efecto germinador que brotó "lo que aún restaba cosechar de soja y maíz, dando una última estocada a la campaña".
"Las estimaciones de producción cayeron otro escalón hasta totalizar los 30 millones de toneladas combinadas de soja y maíz", destacaron los especialistas. Indicaron que "a precios de hoy, ese tonelaje significa que los productores perdieron ingresos brutos por 7.500 millones de dólares entre los 20 millones de toneladas de soja y los 10 millones de toneladas de maíz que quedaron en el camino".

Afecta la cadena comercial

"Esas 30 millones de toneladas de granos que hoy no están en el circuito comercial argentino es la causante de las tensiones y preocupaciones que se observan en toda la cadena comercial y de pagos del sector", manifestaron.
Sin esa mercadería, "la Argentina resignó un ingreso de divisas del exterior por exportaciones de US$ 8.000 millones. Ello equivale a cerca del 14% del total exportado por Argentina en el 2017 (U$S 58.428 millones) y el 30% de las divisas que entraron en el 2017 por ventas al exterior de granos, harinas y aceites (el principal rubro de exportación de nuestro país)", precisaron.
Desagregando, en 2018 Argentina analizaron se perdería la posibilidad de exportar: 11 millones de toneladas de harina de soja, su producto estrella en materia de exportaciones; 2 millones de toneladas de aceite de soja; 3 millones de toneladas de soja en grano y 10,3 millones de toneladas de maíz en grano.
Los agentes económicos que trabajan íntimamente ligados al campo o viven gracias a la actividad agropecuaria, sufrirán una fuerte caída en sus ingresos por la baja en la actividad económica en general, tanto a nivel comercial, industrial y en los servicios.

COMENTARIOS