Millennials, mercado del futuro para la carne
NEGOCIOS AGROPECUARIOS

Millennials, mercado del futuro para la carne

Los millennials argentinos son el mercado del futuro para la carne vacuna, son consumidores infieles e impacientes y buscan productos de conveniencia y facilidad de preparación como las patitas de pollo y las hamburguesas, para los más jóvenes.
En un análisis que realizó Adrián Bifaretti, jefe del Departamento de Promoción Interna del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), explicó a NA que "se necesita fortalecer relaciones de confianza y de nuevos valores" con este segmento de la población que va de los 18 a 35 años.
Consideró que es una franja que hay que conocer cada vez más en profundidad y apuntar al mercado interno que significa.
En este sentido señaló que en siete años, representarán el 75 % de la fuerza laboral en el mundo, por lo tanto es necesario interpretar los nuevos requerimientos de calidad de carne en el marketing destinado a estas nuevas generaciones.
"Los millennials son críticos y exigentes. Son impacientes y no tienen tiempo. Buscan conveniencia y facilidad de preparación. Les gusta disfrutar la comida. Quieren gratificación cuando comen y les agrada comentar y compartir sus experiencias de consumo en las redes sociales", añadió Bifaretti.
Consideró que es fundamental el desarrollo de contenido y tener una personalidad de marca adecuada a sus intereses.
"Hay un enorme potencial para humanizar a la carne vacuna.

Más allá de los 177 millones de fotos en Instagram con hashtag #food y más allá del 63% de las personas menores de 32 años que han publicado una imagen de su comida o bebida en las redes sociales, la comida lleva a los millennials a gastar.

Tiene mucha potencia frente a carnes alternativas y frente a marcas agroalimentarias con fuerte arraigo en nuestro país", evaluó.
Ocurre que un millenial va a la góndola y encuentra que la carne está presentada siempre en el mismo formato mientras que él busca algo nuevo adecuado a sus exigencias.
Por esto hay que estudiar sus hábitos de compra, porque cuando salen en búsqueda de un producto saben cuánta plata van a gastar, pero están abiertos a las recomendaciones.
Según los estudios del IPCVA a las millennials argentinas les gusta por igual la carne vacuna y el pollo.
En tanto, los millennials argentinos siguen prefiriendo la carne vacuna al pollo.
"Necesitamos conocerlo cada vez más en profundidad", indicó el especialista en diálogo con Noticias Argentinas y llamó la atención de que "es un segmento al que hay que prestarle atención, piensan distinto a las viejas generaciones, su relación con las marcas es diferente y exigen construir una relación de confianza son muy desconfiados, por ejemplo con la procedencia del producto, si tienen hormonas o no".
También está empezando a interesarle la sustentabilidad respetar el medio ambiente y cuidarlo para las generaciones venideras.
Otra tendencia que comienza a delinearse en el horizonte es la preocupación de los millennials por si se respeta o no el bienestar animal, aunque no todavía con la virulencia de otros países.
La necesidad de innovar adquiere "mucha importancia" para Bifaretti: "La carne tiene mucho que hacer porque se ha trabajado siempre igual, hay que investigar productos nuevos para llevar a la góndola".
Los millennials comen carne de "ternera", "novillito", para los más jóvenes el genérico es "vaca" porque tienen más desconocimiento por eso hay "que hacer más esfuerzo en educar qué carne se consume" y "prestar atención para saber cómo venderle mejor carne".
"Estamos estudiando los millennials porque lo consideramos un segmento de mercado de interés, es necesario estudiar sus hábitos de compra", explicó Bifaretti sobre un informe que presentó recientemente en un seminario sobre ganadería del IPCVA en San Cristóbal, Santa Fe.
Más allá de los 177 millones de fotos en Instagram con hashtag #food y más allá del 63% de las personas menores de 32 años que han publicado una imagen de su comida o bebida en las redes sociales, la comida lleva a los millennials a gastar.
"Y cuando lo hacen, a menudo lo hacen con el ojo puesto en la calidad más que en el precio", apreció Bifaretti.
Un 54% estaría interesado en recibir ofertas específicas de carne a través de app y un 72%, si la oferta se relaciona con sus últimas compras.
"Con el 58% de esos usuarios de smartphones mirando recetas de carne, hay una fuerte oportunidad de influenciar su decisión de compra", señaló Bifaretti al destacar que los millennials no podrían vivir sin las redes sociales.
En definitiva, los millennials son nativos digitales que se hicieron adultos con el cambio de milenio: Consultan, comparten y comentan sobre productos y las experiencias que tienen con los mismos en las redes sociales.
Entonces el mercado debe interpretar los nuevos requerimientos de calidad de carne en el marketing destinado a las nuevas generaciones. Un desafío.

COMENTARIOS