Lo que suceda con el clima determinará en cuánto se achicarán las siembras del maíz temprano en la región núcleo.
Lo que suceda con el clima determinará en cuánto se achicarán las siembras del maíz temprano en la región núcleo.
PANORAMA AGROPECUARIO

Ahora está demorada la siembra de maíz

Los excesos hídricos impiden la implantación y por el clima muchos lotes pasan a soja.

La siembra de maíz está demorada porque los suelos están saturados y los especialistas estiman que la implantación tiene un retraso del 35%, lo que en principio determina que la superficie se reducirá con este grano 100 mil hectáreas.
El año pasado para esta misma semana, el avance de la siembra maicera era de un 92% sobre la zona núcleo. La ventana de siembra empieza a cerrarse, y el avance actual es del 57%. Y de las 400 mil hectáreas que faltan por sembrarse en la región núcleo, 340 mil restan por hacerse en el norte bonaerense y el extremo sur de Santa Fe, el área más problematizada.
En gran parte de esta zona la actividad de siembra está parada. En 200 mil hectáreas la posibilidad de implantación ya está muy comprometida. La saturación de sus perfiles y la posibilidad de nuevas lluvias en la semana que comienza hacen que el riesgo de sembrar sea demasiado alto para un cultivo tan costoso.
De hecho en sur de Santa Fe y noreste bonaerense hay lotes que se sembraron hace quince días, y les está costando muchísimo emerger. Tras la última semana de setiembre, las lluvias dejaron marcas mensuales récord y una gran incertidumbre.

Trigos están resistiendo

Nuevas precipitaciones afectan al trigo implantado en Buenos Aires y La Pampa. El cereal implantado en las regiones del norte ya se encuentra en estados avanzado de llenado de grano y mantiene una humedad regular.
El 51 % de las 5.450.000 hectáreas se encuentra afectada por excesos hídricos que limitan el acceso a los lotes. De acuerdo al informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el trigo se encuentra transitando los últimos estadios de desarrollo en el norte del país, donde se esperan rindes por debajo de la media histórica. Hacia el centro de la región agrícola, los lotes se encuentran en estadios reproductivos iniciales en muy buenas condiciones.
Sin embargo, en el centro y sur del área agrícola las precipitaciones acumularon nuevos excesos hídricos afectando la condición del cultivo. A nivel nacional persiste la presencia de enfermedades foliares, lo cual obligó en algunos casos a realizar ya una segunda aplicación de fungicidas.
En el norte de Buenos aires hay zonas muy afectadas con amarillamiento generalizados y pérdidas de superficie que pueden estar entre un 4 y 10%. Pero también hay lotes que estuvieron a salvo de los anegamientos, por estar en posiciones topográficas aventajadas, y están excelentes.
También, mejoraron los cuadros del oeste cordobés. Los controles de enfermedades ya van por la segunda vuelta. Están manteniendo a raya el avance de las royas y cubrirán al cultivo ante una posible aparición de fusarium.
La excelente fertilización que se hizo este año también le está dando un gran apoyo. Los cuadros buenos y excelentes subieron 5 puntos respecto a la semana anterior (ahora 65%). Y un 25% del área pasó a clasificarse como buenos, retrocediendo la condición regular y mala al 10%.

Cómo viene el girasol

Por último, las buenas condiciones climáticas que se registraron sobre el centro del país permitieron continuar con la siembra de girasol. En el sur de la provincia de Buenos Aires la intención de siembra de girasol es alta, sin embargo, los excesos hídricos registrados en gran parte de los lotes ponen en peligro la concreción de las labores.
El avance nacional de siembra a la fecha es del 36,9 % de las 1.800.000 hectáreas proyectadas para la campaña en curso.

COMENTARIOS