SOJA

Una cosecha con muchos porotos

La soja sigue siendo el cultivo estrella dentro de la actividad agraria en el país, porque más allá de la caída de los precios internacionales, asegura resistencia a los vaivenes climáticos y a las plagas, garantiza buenos rindes y ganancias tras la baja de las retenciones y la devaluación.
Por eso, con una evaluación sobre las labores de siembra de la oleaginosa, la Bolsa de Comercio de Rosario decidió ajustar el nivel de superficie sembrada en 20,5 millones de hectáreas. A partir de esta revisión, la proyección de producción sigue desplegando un horizonte de 55 millones de toneladas, luego de considerar rendimientos históricos.
De todas maneras, aunque aún no es posible estimar la producción, es interesante señalar que los últimos acontecimientos tienden a enmarcar a la campaña en un ambiente de alta productividad y con muchos problemas por excesos de lluvias por un lado y sequías por el otro.
La primera estimación nacional del maíz, hecha por la Guía Estratégica del Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario sobre la evolución de los lotes 2015/2016 arroja un rinde promedio nacional de 73 quintales por hectárea, superando el promedio de 68 quintales por hectárea de las últimas cinco campañas.
Con más superficie, ahora con un total de 4 millones de hectáreas por las 350 mil que se agregaron en este último tramo de siembra, y un ambiente de altos rindes afianzándose, la producción se estima en 23,8 millones de toneladas (restando 750 mil ha que no entrarían en el circuito comercial).

COMENTARIOS