None
FENÓMENO CLIMÁTICO

El Niño enferma

"Con el pronóstico de un año Niño, con lluvias abundantes para la mayor parte del área agrícola, las condiciones estarían dadas para el avance de las principales enfermedades de final de ciclo, por lo cual se sugiere un monitoreo intensivo del cultivo de soja". Así comienza un informe sanitario sobre maíz y soja elaborado por el Grupo Fitopatología de la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) Pergamino del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).
El mismo también sugiere "intensificar el monitoreo en los maíces de siembra tardía ya que la tasa de diferenciación de las hojas es mayor que en los maíces de siembra convencional". Tizón y roya común son las principales amenazas para el cereal.
Según el INTA Pergamino, las condiciones climáticas registradas en diciembre y enero, con lluvias frecuentes y temperaturas moderadas, favorecieron las infecciones tempranas y posterior desarrollo de mancha marrón, causada por el hongo Septoria Glycines. "En lotes bajo secuencias soja/soja y que aún no cerraron por completo el entresurco, se observa una pronunciada defoliación del estrato inferior de la planta", destaca el reporte.
Además, destaca que las etapas comprendidas entre floración y llenado de grano son críticas para las enfermedades de final de ciclo ya que las mismas causan madurez anticipada del cultivo y afectan el llenado de granos. "Las variedades comerciales de soja disponibles en el mercado son susceptibles a mancha marrón", advierte el informe.
Y hace una recomendación: no utilizar un solo mecanismo de acción y principio activo con fungicidas, ya que "esta práctica puede incrementar la resistencia de los patógenos, por lo cual se recomienda uso de mezclas de principios activos con diferentes mecanismos de acción y respetando dosis de marbete".
Además, sugiere llegar con las aplicaciones hasta los estratos inferiores de la planta ya que la mancha marrón progresa desde allí hacia los estratos superiores. "La correcta elección de pastillas para lograr gotas chicas protegidas por coadyuvantes es fundamental para realizar aplicaciones eficientes", añade el INTA.
Otro aspecto vinculado a la soja que destaca el INTA Pergamino es no confundir algunas manchas foliares con mancha ojo de rana. "Es necesario realizar diagnósticos precisos y enviar muestras a laboratorios especializados para la toma de decisiones correctas para el control de enfermedades", manifiesta el estudio del Grupo Fitopatología.

Qué pasa con el maíz

En el maíz, el informe asegura que ya se han observado híbridos susceptibles con los primeros síntomas de tizón foliar (Exserohilum turcicum) y roya común (Puccinia sorghi). La recomendación para el cereal es proteger principalmente el estrato medio y también el superior.
Para detectar la presencia de estos hongos, en tizón los primeros síntomas suelen aparecer en las hojas inferiores, con manchas oblongas pequeñas de color verder grisáceo que luego tornan a castaño o tostado y desde allí progresan hacia las hojas superiores. En roya, los síntomas característicos son pústulas de color marrón-rojizo herrumbroso, ubicadas generalmente en bandas tanto en el haz como en el envés de la hoja.

COMENTARIOS