LIBERACIÓN CAMBIARIA

El precio del novillo argentino cerca del promedio regional

La liberación cambiaria implementada por el Gobierno de Mauricio Macri contribuye a acercar el precio del novillo argentino al promedio regional y el país ya puede competir.
Así lo destacó en una investigación, el director del sitio Valor Carne, Miguel Gorelik quien también señaló que "con la eliminación de los derechos exportación se pone fin a la discriminación que casi siempre sufrió la ganadería, desde los años 30, en relación a otras actividades".
En noviembre de 2005, Roberto Lavagna, ministro de Economía de Néstor Kirchner, aumentó los derechos de exportación para la carne de 5 a 15% y le quitó los reintegros a las ventas externas que promediaban otros 5 puntos porcentuales.
"Entonces, con el objetivo de intentar aplacar potenciales subas de precios, la carne comenzó a ser nuevamente discriminada", indicó Gorelik.
Luego, hubo una batería de medidas de jure y de facto como la imposición de ROEs en enero de 2006, el anuncio de una prohibición de exportaciones por seis meses, y los sucesivos regímenes de control de exportaciones y de precios internos, señaló.
"De este modo, comenzó una época nefasta que llevó a la pérdida de 10 millones de cabezas, de plantas frigoríficas, de miles de empleos, de miles de millones de dólares de exportaciones y la desaparición del país del listado de los diez principales exportadores mundiales por primera vez en más de cien años", dijo.
En tanto, en la coyuntura "enfocando la situación hasta el miércoles 16 de diciembre, la eliminación de los derechos de exportación no tuvo mayor relevancia inmediata".
"Esto se debió a que el precio del novillo, medido en dólares, que hasta la semana anterior superaba en más del 100% a los de otros países ganaderos del Mercosur, e inclusive a los Estados Unidos y de la Unión Europea, pasó a ubicarse entre el 70 y el 80% por encima de aquéllos", manifestó.
Para el analista, "el cambio sustancial llegó con el anuncio de la inmediata liberación del mercado cambiario, que comenzó a funcionar con la operatoria de flotación administrada o sucia".
"Esto significa que el tipo de cambio se fija libremente pero que el Banco Central actúa para evitar oscilaciones bruscas.
Ahí sí sobrevino el impacto pleno de ambas medidas sobre el mercado de ganados y carnes", evaluó.
Con una cotización inicial de $ 14,50 por dólar, "se recortó en buena medida el brutal atraso acumulado en los últimos años, que dejó fuera de competencia a la enorme mayoría de las actividades productivas del país".
"En el nuevo escenario, el costo absurdo que tenía el novillo para la exportación, que ascendía a U$S 5,50, bajó a U$S 3,50 por kilo, acercándose al promedio regional", precisó.

COMENTARIOS