None
POLÍTICA IMPOSITIVA

¿El fondo sojero camino a desaparecer?

Casi 3.500 millones de pesos recibieron sólo los municipios bonaerenses para obras de infraestructura, provenientes de las retenciones a la soja.

Las comunas bonaerenses recibieron en concepto del llamado “fondo sojero” unos 3.500 millones de pesos desde su implementación en 2009, dinero destinado únicamente a obras públicas de infraestructura. Sin las retenciones a la soja, no habría cómo financiarlo y por lo tantos esos recursos podrían desaparecer, con lo que se frenaría el progreso de ciudades y pueblos del interior bonaerense.
La posibilidad de que el llamado “fondo sojero”, en rigor “Fondo Federal Solidario”, que se financia con parte de lo obtenido por el Estado por la vía de retenciones a las exportaciones de soja, deje de existir, preocupa a los intendentes.
Es que, si se elimina el gravamen, como proponen algunos economistas de Cambiemos, no existiría la fuente de financiamiento con la que entre 2009 y 2015 los municipios comprometieron obras por un total de 3.500 millones de pesos sólo en la provincia de Buenos Aires.
Según datos del Ministerio de Economía bonaerense, entre enero y septiembre de 2015, la cifra distribuida alcanzó los 817 millones de pesos, algo más del 3 por ciento de todo lo que se coparticipó.
En 2014, último período sobre el cual hay datos completos, el Fondo Federal Solidario significó ingresos hacia los municipios del orden de 935 millones de pesos, es decir el 3.5 del total de los fondos que la Provincia descentralizó hacia las comunas.
En 2013 fueron 617 millones; en 2012 466 millones; en 2011 461, y en 2010 474 millones. En 2009, año de su implementación, alcanzó los 187 millones de pesos. La diferencia respecto de los años posteriores radica en que comenzó a distribuirse en la última mitad de ese ejercicio.
Son, en suma, unos 3.500 millones de pesos que se destinaron a obras de infraestructura de distinta índole, decididas por los municipios de acuerdo a sus propias necesidades. De hecho, ya cunde la alarma en algunos distritos por la posible eliminación del tributo y, consecuentemente, del fondo.

Distribución a nivel nacional

En estos últimos años la producción de soja a nivel nacional estuvo en niveles récords, y los productores generaron un aporte económico muy cuantioso por medio de las retenciones a la exportación, tanto del grano como de los subproductos.
El 85% de la producción de soja se concentra en las provincias de la región centro y Buenos Aires, en tanto que el resto se reparte entre La Pampa, y las provincias del noroeste y el nordeste argentino. En línea con esto, Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos concentran la mayor parte (86,4%) de los aportes realizados a la Nación vía retenciones de la soja y subproductos (poroto, aceite y harina de soja, y biodiesel).
Desde la implementación del fondo en 2009 hasta el mes de marzo de 2015 se han distribuido a las provincias $51.544,6 millones.
La provincia que más fondos recibe es Buenos Aires, con 21,2%, que a la vez es la que mayor cuantía de ingresos por derechos de exportación genera, con el 32,9%. Las provincias de Santa Fe y Córdoba son las más perjudicadas por el reparto del FFS, recibiendo cada una el 8,6% del total de los envíos, mientras que tributan en concepto de retenciones el 20,1% y 26,5% del total nacional, respectivamente.

COMENTARIOS