Hace 13 años Gastón Gaudio ganaba Roland Garros

Hace 13 años Gastón Gaudio ganaba Roland Garros

El 6 de junio de 2004, el "Gato" sorprendía al mundo del tenis al ajudicarse el abierto de Francia tras vencer en la final a su compatriota Guillermo Coria.

El 6 de junio de 2004 fue un día histórico para el tenis y el deporte nacional porque dos argentinos definieron uno de los torneos más importantes del mundo. El que se quedó con el título fue Gastón Gaudio, vencedor de Guillermo Coria por 0-6, 3-6, 6-4, 6-1 y 8-6.

Ya pasaron 13 años de la histórica final entre el "Gato" y el "Mago" en Roland Garros. De ese encuentro inolvidable que tuvo todos los condimentos posibles que se pueden esperar dentro de un partido: suspenso, emoción, dramatismo, nervios y también momentos de muy buen tenis.

Gaudio arribó a París con un buen nivel de juego, pero su ánimo se elevó por las nubes tras derrotar en la primera ronda a su compatriota Guillermo Cañas por 6-2, 2-6, 4-6, 6-3 y 6-2.

Al “Gato”, que arrancó Roland Garros sin estar entre los 32 preclasificados, no le gustaba enfrentar a los tenistas argentinos y menos a “Willy”, que era un jugador que lo fastidiaba por su despliegue físico y la solidez de su juego.

Tras ese gran triunfo, el bonaerense sufrió más de la cuenta en la segunda ronda, en la que necesitó cinco sets para superar al checo Jiri Novak por 2-6, 6-4, 6-4, 5-7 y 6-3.

Gaudio jugaba por momentos muy bien y por otros caía en esas lagunas que lo llevaban a enojarse y perder la concentración. Sin embargo seguía avanzando tras dejar en el camino en la tercera ronda al sueco Thomas Enqvist por 6-0, 6-4, 6-7 y 6-4.

En los octavos de final eliminó al ruso Igor Andreev por 6-4 7-5 y 6-3 y en los cuartos apabulló al ex número uno del mundo, el australiano Lleyton Hewitt, por 6-3, 6-2 y 6-2, en uno de los mejores partidos de su carrera.

Esos tres sets corridos ante el australiano se repitieron en las semifinales cuando le ganó a otro argentino, David Nalbandian, por 6-3, 7-6 y 6-0.

El cordobés, que en la ronda anterior había eliminado al brasileño Gustavo Kuerten -triple ganador de Roland Garros- era uno de los candidatos al título y ese 6-0 en el set final daba una clara muestra del enorme nivel que el Gato ostentaba.

En la final, Gaudio tenía del otro lado de la red a Guillermo Coria, con quien mantenía una picante rivalidad y entonces todo estaba dado para un partido fenomental, pero los nervios se lo consumieron al Gato en el primer set y entonces el Mago se impuso por un contundente 6-0.

Gaudio mejoró un poco en el segundo parcial, pero Coria no le dio chances para que se recupere y lo ganó por 6-3.

El “Mago” se encaminaba a una consagración segura, pero, promediando el tercer parcial, el “Gato” ganó un gran punto y ante la ovación de la gente levantó sus brazos y comenzó a reírse mientras el público hacía la famosa “ola”.

Ese momento de distensión marcó un antes y un después en el encuentro porque Coria se puso nervioso, comenzó a sufrir calambres, bajó notoriamente su nivel y terminó cediendo el set por 6-4.

Con claros signos de dolor, el “Mago” trató de recuperar su cuerpo en el cuarto set y para conseguir eso lo terminó “entregando” por 6-1, en siete games en los que mostró una serie dificultad para correr y sostener los peloteos.

Cuando comenzó el quinto set, pese a los gestos de fastidio, Coria parecía bastante recuperado y entonces el partido se convirtió en una película mezcla de drama y suspenso.

Gaudio, un poco dejándose llevar por lo que le sucedía a su rival, no podía desplegar su mejor nivel y el “Mago” consiguió acceder a dos match points, uno de los cuales lo perdió por un par de centímetros.

Finalmente la gloria quedó para el “Gato” tras un estupendo revés cruzado que dejó sin chances a su rival.

La raqueta revoleada por el aire, el grito desencajado son postales inolvidables del 6 de junio de 2004, una fecha que quedará grabada para siempre en el deporte argentino.

COMENTARIOS