None
MOTOCICLISMO

“Dar la vuelta completa del Dakar es único e irrepetible”, dijo Martín Delmonte

El joven juninense es mecánico del PSP Asistencia, con sede en La Plata, su titular es Pablo Cid de la Paz y los pilotos son “Puchi” Ontiveros y Mauro Ayesa de San Juan, Pablo Bustamante de Mar del Plata y Diego Peñalva de La Matanza.

Dialogamos con Martín Delmonte, que contó su experiencia del lugar que le tocó participar del Dakar 2015.
El joven juninense integra como mecánico el PSP Asistencia, con sede en La Plata, su titular es Pablo Cid de la Paz y los pilotos Puchi Ontiveros y Mauro Ayesa de San Juan, Pablo Bustamante de Mar del Plata y Diego Peñalva de La Matanza.

- ¿Qué experiencia, tu primer Dakar y dar la vuelta completa?
- Fue algo único que jamás en mi vida pensaba que lo viviría. Siempre era por la tele, pero nunca pensé estar desde adentro, es algo increíble y creo que irrepetible.

- ¿Cómo llegás al equipo platense PSP?
- A través de un cliente en Junín, por el taller de motos que tenía, me hizo el contacto y aquí estamos, por lo que agradezco mucho a esta persona.

- ¿Cómo se coordina el equipo para atender cuatro motos y un cuatriciclo?
- Con las motos se empieza a mitad de año, te mandan los kits porque son motos 0Km., empezás con las reformas, acomodar los chasis y después el instrumental. Se hacen muchas consultas con el exterior, nosotros con el equipo español JVO que además te facilitan los accesorios y después adaptarlos a cada moto, ya que ellos sólo fabrican para Yamaha.

- ¿Cuál fue la etapa más complicada de este Dakar 2015?
- Creo que la más jodida fue la etapa Maratón en Bolivia y pasar por el salar de Uyuni. Fue muy complicado porque la organización esperaba que el salar estuviera seco y les llovió unos días antes y las motos se llenaron de sal, se sulfató todo, se estropearon toda la instalación y se quedaron sin los equipos de navegación. Hubo que desarmar todo íntegro y volver armar una moto nueva para poder largar al otro día, los bolilleros no servían más, hubo que controlar todo.

- ¿Cómo era un día en el Vivac, estaban todos juntos?
- Para dormir nos turnábamos para terminar los trabajos, porque después que largaban, había que salir para el próximo final de la etapa. Para comer lo hacíamos todos juntos y a la noche había que acomodar todo, que prácticamente se nos hacía la hora de la largada.

- ¿Desayunabas con un Mar Coma o Al Atiyah?
- Si estábamos todos, te cruzabas con Robbie Gordon o tomabas un café enfrente de Sáenz. Estábamos todos juntos en la misma carpa. No daba mucho para charlar, para mí era como molestarlos, pero entre ellos se reunían y vos los veías. Por ejemplo Sonic –el ganador Dakar 2015 en cuatris- vino con nosotros al campamento y nos felicitó porque él usa una Yamaha 700 y nosotros hacíamos un Can Am, que es más complejo y el buen trabajo que se venía haciendo.

- A disfrutar del descanso en tu ciudad, y ¿cómo sigue el año en lo deportivo?
- Hay que empezar a preparar las motos para la carrera de la Ruta 40, que es a fines de abril para que hagan todo el año del Cross Country. Seguramente se sumaran algún otro piloto con este buen trabajo y que llegamos al final del Dakar ya han preguntado varios por la asistencia del equipo.

- Ahora esperar a marzo para ver si Argentina tiene Dakar 2016
- Esperemos que sí, es una carrera durísima, una experiencia única y ojalá siga todo como este año.

- Gracias Martín y por muchos Dakar más
- Gracias a vos y un saludo muy grande a mi familia, mi novia y toda la gente de Junín”

COMENTARIOS