None
TENIS

Nadal, dueño absoluto de París

Por cuarta vez en su historia, la final de Roland Garros la disputaron dos tenistas españoles y por octava vez el título quedó en manos de Rafael Nadal, el dueño del polvo de ladrillo y del segundo Grand Slam de la temporada.
En dos horas y 17 minutos, Nadal superó a su compatriota David Ferrer con parciales de 6-3, 6-2 y 6-3, en un duelo en el que a ambos les costó mantener el servicio con comodidad y en el que el campeón logró, una vez más, ganar los puntos más importantes.
No fue un título más para el mallorquín, debido a que ya suma ocho en Francia y, así, se convirtió en el jugador que en más oportunidades conquistó un mismo Grand Slam. Además, con 59 triunfos, es quien más veces ganó un partido en París (igualaba el récord con Guillermo Vilas y Roger Federer).
Nadal, que solamente perdió una vez en Roland Garros, frente al sueco Robin Soderling en los octavos de final de la edición 2009 (fue campeón Federer), estiró a 20-4 el historial con Ferrer, quien se dio el gusto de jugar su primera final de Grand Slam.

COMENTARIOS