Soledad Vergani
Soledad luego de finalizar un Cruce Mediano de la Laguna de Gómez.
ENTREVISTA A LA DESTACADA NADADORA JUNINENSE

"Las carreras de distancias cortas son las que más disfruto", expresó María Soledad Vergani

Tiene 32 años y compite representando al Grupo Predadores y Mini Predadores y a la Dirección de Deportes de la Municipalidad de Junín. "Si tengo que elegir un referente a nivel local, debo mencionar a mi hermano Giuliano", remarcó.

María Soledad Vergani, de 32 años, lleva dos décadas entrenando y compitiendo en pruebas de natación, tanto en pileta como en aguas abiertas y a nivel local, regional, provincial y nacional.
La joven deportista es hija de Víctor Vergani y de Mónica Montani, tiene cuatro hermanos: Pablo, Luciana, Facundo y Giuliano, y es feliz mamá de una niña de siete años, Julia Arca, estando en pareja con Nicolás Bogado.
Al ser entrevistada por Democracia, "Sole" comenzó señalando:
"De niña practiqué un poco de danzas, aeróbica deportiva y destreza y me decidí incursionar en natación a los 12 años. Pero recuerdo que siendo más chica, me entusiasmaba mucho con la natación en la Colonia de Verano, me gustaba nadar y participar de los torneos entre clubes. Mis mejores actuaciones fueron en algunos torneos de la Federación de Natación del Norte de Buenos Aires (Fannba) y, a los 17 años, cuando participé en el Nacional realizado en el Club Rosario Central. En 2017, competí en los Juegos Deportivos Universitarios y en 2019 lo hice en el Campeonato Argentino de Natación Máster".


Consultada sobre cuál es el estilo que más le gusta a la hora de estar compitiendo en la pileta, Vergani destacó: "Pecho es mi estilo preferido, y después viene mariposa. Las carreras de distancias cortas son las que más disfruto y he competido en 50, 100 y 200 metros pecho; en 100 y 200 metros combinados; 50 metros mariposa; 50 y 100 metros crol.  Me gusta mucho la competencia en pileta, pero también participé en pruebas en aguas abiertas. Mis profesores fueron Ariel Pulido, Gabriel Caporaletti y Gerardo Leonard. Actualmente entreno con Diego Cuadrado y Nicolás Bogado, soy integrante del Grupo Predadores y Mini Predadores, con los cuales representamos a la Dirección de Deportes de la Municipalidad de Junín".

Solicita más apoyo para los jóvenes nadadores locales
Sobre cómo analiza la natación en nuestra ciudad y en el país en la actualidad, María Soledad consideró: "En Junín, hay muchos niños y niñas con talento y  ganas de entrenar, quienes merecen el apoyo y las condiciones necesarias para poder proyectarse. Puedo mencionar la experiencia más cercana que tengo, que es en el grupo del cual formo parte y veo chicos con entusiasmo, con garra, y profesores como Diego (Cuadrado) y Nicolás (Bogado) que están por completo dedicados a la natación y a que este deporte en Junín se desarrolle a nivel competitivo de la mejor manera. A nivel nacional, considero que tenemos nadadores de elite, buenos competidores, con mucho potencial, pero la natación en Argentina no recibe el reconocimiento que se merece".
Ampliando, mencionó a sus nadadores "preferidos", diciendo:
"Si tengo que elegir un referente a nivel local, debo mencionar a mi hermano Giuliano, por su talento como nadador y por calidad humana. A nivel nacional destaco a Pilar Geijo, Cecilia Biagioli y José Meolans. A nivel internacional me gustan Sarah Sjostrom, Katie Ledecky y Adam Peaty".

No perder el grupo de pertenencia
En cuando a los inconvenientes que generó la larga cuarentena provocada por la pandemia del coronavirus, la nadadora juninense expresó:
"No tener contacto con el agua para un nadador es una complicación, pero entendiendo el contexto, nos adaptamos y seguimos entrenando fuera del agua. Lo hicimos con rutinas de entrenamiento de fuerza, potencia, resistencia y también planes aeróbicos. Para los que acostumbramos a practicar un deporte a diario o casi a diario, y hoy nos resulta casi imposible realizarlo, buscamos la manera que nuestro cuerpo se siga ejercitando, aunque no sea en el ambiente acuático.

"No tener contacto con el agua para un nadador es una complicación, pero entendiendo el contexto, nos adaptamos y seguimos entrenando fuera del agua".

También considero muy importante que los más jóvenes no pierdan su grupo de pertenencia y continúen entrenando desde sus hogares, para no perder la motivación".
Tras reconocer que en cuanto a amistades cosechadas con la natación: "Este deporte se desarrolla en un ámbito muy amistoso y, de adolescente, formé parte de un grupo muy lindo y hoy, ya como adulta, vivo la misma experiencia", María Soledad Vergani expresó "un agradecimiento a mis entrenadores Diego Cuadrado y Nicolás Bogado; a toda mi familia; a la comisión directiva del Sindicato Empleados de Comercio; y a Liliana Falabella", completó la entrevista con Democracia la destacada nadadora juninense.

COMENTARIOS