None
Pablo Tomino, en la charla virtual.
CHARLA VIRTUAL SOBRE PERIODISMO DEPORTIVO

Tomino: "Viví el proceso de transformación más grande, que fue con el ingreso de la tecnología"

Así lo indicó el profesional juninense que en la actualidad ocupa el cargo de director de Prensa de la Secretaría de Medios del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. "Comencé en 1991 para el diario La Nación, a cubrir la Categoría D", recordó.

Organizado por la Dirección de Deportes de la Secretaría de Extensión de la Universidad Nacional del Noroeste de Buenos Aires, se realizó un nuevo encuentro del ciclo de charlas sobre actividad física, deportes y salud, mediante la modalidad virtual a través de la Plataforma Unnoba. Estos encuentros se realizan los días viernes y cuentan con la presencia de distintos invitados del ámbito deportivo, la salud y la educación física.
La reciente e interesante charla, que contó con la presencia del periodista juninense Pablo Tomino, director general de Prensa de la Secretaría de Medios del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, giró en torno al tema “La revolución en 25 años: De la máquina de escribir a la digitalización de la información”.
Para abrir el encuentro, que tuvo el acompañamiento del Círculo de Periodistas Deportivos que encabeza Daniel Poggi, Tomino hizo un amplio recorrido por su carrera profesional, y destacó el comienzo y la formación en la Escuela de Periodismo Deportea.

Haber estado asignado para acompañar al River de Ramón Díaz y el Boca de Carlos Bianchi me dio la posibilidad de viajar, vivir una final de Copa Libertadores en el exterior, y ser responsable de la cobertura.

“Nunca tuve que salir a buscar trabajo, en Deportea había profesores que detectaban estudiantes y los llevaban a probar a los medios. Comencé en el año 1991 para el diario La Nación, a cubrir la categoría `D´, la más baja del fútbol argentino. Algo que me llevaba todo el día, para luego escribir dos líneas de comentarios sobre el partido. Más allá de eso, siempre sentí que lo que hacía era lo mejor, y que estaba en el mejor lugar del mundo”, agregó el colega.
Tomino destacó, además, que hoy los pasantes tienen un crecimiento mucho más rápido: “Porque antes había que demostrar que estabas para crecer, el trabajo en el fútbol del ascenso me llevó cuatro años y recién ahí pude dar un pasito y progresar, cuando comencé a cubrir fútbol de la Primera categoría”.
Y al reconocerse como un futbolista frustrado, Pablo valoró la importancia que tuvo en su carrera la cobertura deportiva: “Haber estado asignado para acompañar al River de Ramón Díaz y el Boca de Carlos Bianchi me dio la posibilidad de viajar, vivir una final de Copa Libertadores en el exterior, y ser responsable de la cobertura”.

Periodismo general
También destacó al año 2004 como una bisagra en su labor. “Comencé a contar historias que fueron más allá del fútbol con la internación de Diego Maradona, fueron seis meses exclusivos que me dieron la posibilidad de dejar el deporte para hacer información general. Y ahí entendí que como periodista podés cambiar la realidad. Porque con los temas sociales, políticos, podía modificar esa agenda, hacer que algo que funcionaba mal tomara visibilidad y alguien lo modificara”, sostuvo.
Tomino afirmó que hay ciclos que merecen ser cerrados, para que terminen bien. Y luego de cuatro años como editor de la sección Sociedad del diario La Nación, tomó la decisión de dejar el periodismo. “Busqué otros desafíos, porque un periodista en el campo de la comunicación puede hacer la diferencia. Por el manejo del criterio, el sentir, la calle, eso nos da un valor agregado”.
Como director General de Prensa de la Secretaría de Medios del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Pablo Tomino resalta las herramientas que le brindó el periodismo deportivo como una gran escuela formativa, “el hecho de escribir una crónica, una noticia, salir a buscar información, golpear puertas y saber esperar”.
Para cerrar, el hombre de prensa juninense destacó algunas características de la profesión como la insistencia y la curiosidad e hizo énfasis en la evolución del oficio desde lo personal. "Yo viví el proceso de transformación más grande, que fue con el ingreso de la tecnología. Antes, en las crónicas pos partido de 1991, me daban una hoja en blanco que la escribía a máquina y la corregían con Liquid Paper. Y en menos de quince años, hoy todo está condensado en la computadora y el celular”, concluyó.

COMENTARIOS