DIRECTOR TÉCNICO DE VÓLEY CON NIVEL INTERNACIONAL

Guillermo Cáceres afirma: "Como entrenador estoy acostumbrado a la alta competencia"

El juninense estaba trabajando en República Dominicana pero por la pandemia del Covid-19 volvió a Junín y está aquí junto a su familia.

El profesor Guillermo Cáceres es un verdadero embajador del vóleibol argentino, ya que trabajó en distintos clubes de nuestro país, en categorías juveniles de la Selección Nacional y como ayudante en conjuntos femeninos de primera categoría.
Durante los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016, el juninense fue el segundo técnico y durante el 2019 fue el entrenador principal de la Selección Nacional en la categoría U-20 y desde hace más de diez años con distintos grupos de jugadoras del combinado argentino. Es entrenador de varias chicas que hoy están en la Selección mayor, las denominadas “Las Panteras”, que consiguieron el pasaporte para las próximas Olimpiadas que serán en Japón el próximo año, ya que fueron postergadas por la pandemia.
Hasta diciembre pasado, Cáceres se desempeñó como entrenador asistente de la Selección mayor Argentina femenina y recientemente regresó a nuestra ciudad, ya que con la irrupción del Covid-19 en todo el mundo, debió cancelar la tarea que venía desarrollando a nivel internacional y al respecto, Guillermo manifestó:
"Después de un tiempo, decidí descansar un poco con el trabajo en nuestro país y emigré a otro lado. Estuve viviendo en la República Dominicana, realizando allí un trabajo con las categorías de formación, pero con esto de la pandemia del Covid-19, me pidieron que me vuelva a la Argentina, ya que no se sabía qué podía pasar, así que estoy aquí en mi ciudad, junto a mi familia. Cuando pase esta pandemia no creo que vaya a volver allí, porque es un país con un sistema sanitario complicado y como primero está la salud, ya lo tengo claro y viendo cómo viene la cosa. Si sale alguna propuesta de trabajo acá, en nuestro país, lo estudiaré y lo definiré en su momento”.

El gran crecimiento del vóley femenino
Sobre su trabajo con las selecciones formativas juveniles con las cuales trabajó mucho para proyectarlas a la Selección mayor, al ser consultado por el colega Sergio Gabriel, del programa radial "La Metro Deportiva", Cáceres -quien en noviembre pasado brindó una clínica en el Club Atlético Sarmiento de Junín- dijo:
"Tengo la suerte que viví el gran crecimiento de varias integrantes de `Las Panteras´, como Victoria Meyer, Bianca Farriol, Elina Rodríguez y otras, a quienes dirigí el año pasado en el mundial de México. Se hizo una gran tarea de base, en busca del desarrollo, la técnica y el rol que debe cumplir cada jugadora dentro de un sistema de juego. También debemos destacar el gran papel que juegan los clubes, con un excelente trabajo que hacen para que estas chicas tengan muy buena formación con sus profesores y técnicos de base de la institución a la cual pertenecen”.
Seguidamente, el caracterizado DT de vóleibol destacó: "Hoy, las chicas están muy preocupadas por el Covid-19, por ejemplo, Elina Rodríguez este año iba a jugar en la Liga Francesa. Aunque sabe que esto ya es su trabajo, también teme por la pandemia y en Europa ya están por abrirse las competencias, pero todavía no empezaron a entrenar. Está bien que están organizando todo un esquema de cuidados, lo que hace que estén pensando que dentro de un 20/25 días puedan empezar. Aquí, el Gobierno nacional dispuso que todos aquellos equipos y representantes que estén clasificados a los Juegos Olímpicos de Tokio pudieran empezar a entrenar, con varios requisitos sanitarios”.

Recuerdos olímpicos
Sobre la clasificación a la próxima cita olímpica, el entrenador juninense comentó:
"Como entrenador, estoy acostumbrado a la alta competencia, pero estar en un Juego Olímpico hace que te corra una gran adrenalina, ya que te jugás todo lo hecho durante dos años de entrenamiento. Si bien la Argentina obtuvo la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Lima (Perú), que era el gran objetivo, obtener justamente una medalla fue una gran alegría, por el objetivo cumplido. Ahora, saber que estamos dentro de los Juegos Olímpicos es lo máximo que te puede pasar, ya que es la contienda más importante para el deportista, el cuerpo técnico y todos los que rodean a la selección, es lo máximo. Tuve la suerte de estar en seis mundiales, no con la categoría mayor, pero sí entre menores y juveniles, pero una Olimpíada es otra cosa, es lo máximo, porque se convive con atletas de alto nivel. En Río de Janeiro 2016 convivimos con grandes deportistas y recuerdo que durante un almuerzo, enfrente de mí se sentó el tenista Andy Murray. La verdad que ver tantas caras conocidas es increíble. Al tenista (Rafael) Nadal te lo cruzabas todo los días cuando iban a entrenar, al igual que a Tony Parker (basquetbolista), personas que dejan una marca deportiva compartiendo veinte días en una Villa Olímpica. Eso es algo imborrable. Recuerdo que Estados Unidos fueron los únicos que por cuestiones de seguridad estaban en una isla, enfrente de donde nos alojábamos los restantes, pero después todos estaban allí, con nosotros. Los Juegos Olímpicos son muy difíciles, jugás contra China, Japón, Rusia, muchas potencias, ya que clasifican los mejores doce, porque van a los JJ.OO. dos seleccionados de cada continente”.


Sobre el profesor Víctor Ríos, profesional de Los Toldos con quien compartió muchos planteles y años en distintas selecciones, Cáceres comentó:
“Víctor es un gran profesional y, sobre todo, una gran persona. Muy importante para este deporte porque es uno de los artífices del vóleibol actual, ya que trabajó mucho en las bases, nos fue abriendo caminos para trabajar mejor, con mucha dedicación. Logró mantener las selecciones de base durante mucho años, hizo un gran trabajo logístico, fue quien lograba armar y coordinar las giras y conseguir que tanto las jugadoras como todo el cuerpo técnico estuvieran cómodos y pudieran tener todo los elementos para trabajar bien”.
En el final de la charla, Guillermo Cáceres hizo llegar un "agradecimiento a la Federación del Vóleibol Argentino (FEVA), a la Secretaría de Deportes de la Nación y al Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENAR), ya que siempre apoyaron a la disciplina, siempre estuvieron presentes. También a los dirigentes, a los clubes, a las jugadoras que me `bancaron´ y siempre les agradezco, porque crecí mucho con todos ellos, al igual que a los distintos cuerpos técnicos, médicos, de los cuales aprendí mucho y fue en suma una gran experiencia, que va a vivir siempre en mí”, concluyó el técnico juninense.

--

--> Suscribite al Verpertino y recibí las principales noticias de la tarde en tu email, de lunes a viernes a las 18

COMENTARIOS