El entrevistado se refirió a su gran trayectoria de cinco lustros en ambas disciplinas.
El entrevistado se refirió a su gran trayectoria de cinco lustros en ambas disciplinas.
FUE UN DESTACADO JUGADOR EN AMBAS DISCIPLINAS

Sobre el casín y el billar, Carlos Daniel Poggi expresó: "Se renueva muy poco la actividad"

Señaló: "Cuesta que surjan nuevos jugadores, jóvenes. Este es un trabajo que se debe hacer desde lo dirigencial, sin dudas".

Carlos Daniel Poggi tiene 63 años, es padre de tres hijos y en la actualidad se desempeña como jefe de equipo del Club Argentino de Junín, en la Liga Nacional de Básquetbol. Además, es relator de baloncesto y periodista deportivo, siendo actual titular del Círculo "José Luis Buono" de Junín.
También es destacado jugador de casín y de billar, disciplinas en las que brilló a nivel regional, nacional e internacional años atrás y al ser entrevistado por Democracia, rememoró su participación en esas actividades.
Sobre cómo nació su pasión por el casín y el billar, el reporteado comenzó expresando:
"Cuando teníamos 11 o 12 años, con mi amigo Guillermo Canavesio -cuyos abuelos vivían enfrente de mi casa-, empezamos a ir al Círculo Italiano de Junín, que estaba a la vuelta y allí en principio se nos dio por jugar al billar, pero la verdad es que a ninguno de los dos nos interesó mucho y nos pasamos al casín. Y comenzamos a aprender el juego y rápidamente empezamos a participar. Varios fueron quienes nos enseñaron, nos dieron las primeras nociones, entre ellos `Chilo´ Larocca, Vítola, González, Vittarelli, Ferrara, Bardón, Frino, entre otros".
Avanzando en la charla, Poggi destacó: "Representábamos casi siempre al Círculo Italiano. Había allí tres mesas y también había una en el Club Junín, para casín, mientras que de billar podías encontrar algunas dispersas por la ciudad. En el Círculo había también una mesa de billar y una de snoocker. El juego de 5 Quillas vino mucho después, adaptando las mesas existentes al juego de bolas y los palitos. Yo lo jugué muy poco (al 5 Quillas), casi nada, y después, por mi actividad, abandoné la disciplina. Recuerdo que participé en un Máster en Villa Carlos Paz y otro en Chivilcoy. Ya han pasado 25 años, y desde entonces, no toqué más un taco".
Sobre los campeonatos que se realizaban en Junín y en la zona, Daniel recordó:
"En Junín se jugaba bastante, había de todas las categorías. En la zona, empezamos a jugar mucho en Pergamino, en Bragado también había, y un poco más lejos, Chivilcoy, Carlos Casares, 9 de Julio, San Nicolás, Rosario, además de en otras provincias, como Rosario (Santa Fe), Córdoba, Entre Ríos, etc. Aquí, en el Círculo Italiano, se jugaba mucho. Vos llegabas a las 13 horas, después de almorzar, y tenías que anotarte esperando turno. Increíble, algunos no comían en su casa para llegar temprano. Provinciales jugué varios, fundamentalmente en pareja con Guillermo (Canavesio). Recuerdo uno que disputamos en Tres Arroyos, ya que lo ganamos jugando bárbaro. En campeonatos Argentinos participé también en varios y estuvimos muy cerca de ganar el que se jugó en la ciudad de San Jorge (Santa Fe). Perdimos el útimo partido por escaso margen y eso nos apartó de jugar la final del torneo".
Consultado sobre quiénes fueron sus referentes en ambas disciplinas, entre los billaristas/casinistas nacionales y extranjeros, Daniel Poggi mencionó:
"Néstor Gómez, jugador de Necochea, fue un monstruo. Fue múltiple campeón argentino y también mundial. Se fue a vivir a Italia, falleció hace poco a los 75 años y todavía jugaba. Recuerdo un torneo provincial en su ciudad, en el Club Rivadavia. Yo era muy joven y el primer día me tocó enfrentarlo, y él venía de ser campeón del mundo. Y le gané. Se caía de gente la sala y nadie entendía nada. Fue para mí tocar el cielo con las manos, jamás me olvidaré. Después, en la final, Guillermo Canavesio le ganó también a Gómez. Bueno, `Guille´ (Canavesio) es otro monstruo del juego, quien aún se mantiene vigente y este año cumple 50 temporadas en la actividad, así que está todo dicho. De todos mis años de jugar tengo muchas anécdotas, en cada viaje que hacíamos había un par, seguro, pero sería muy largo enumerarlas".

"Se renueva muy poco la actividad"
Al requerirle la opinión sobre por qué "desapareció" la práctica del casín y del billar en Junín, quien brilló en esas disciplinas consideró:
"Cuesta que surjan nuevos jugadores, jóvenes. Miro los torneos de hoy y el 90 % de los participantes son todos conocidos, los enfrenté hace años. Se renueva muy poco la actividad. Este es un trabajo que se debe hacer desde lo dirigencial, sin dudas. Yo propuse en la Municipalidad, hace unos cuantos años, crear una academia de billar, de casín y de pool. Les interesó mucho la idea, pero jamás tuve una respuesta. Es una buena forma de sacar a los jóvenes de la calle. Hoy en Junín, las mesas están en el Círculo Italiano, acurrucadas en un rincón, tapadas y -obviamente- no se usan. Un claro ejemplo de ello es que desde hace años, Canavesio tiene que entrenar en Pergamino y representar al Club Social de aquella ciudad".
Seguidamente, agregó: "En realidad, Guillermo y yo debemos haber sido los dos últimos que salimos jugadores de esta especialidad. Después no vino más nadie. Es un deporte que se hace bajo techo. Para llegar tenés que realizar como mínimo cuatro horas de práctica por día, buena vista, buen pulso y cuidarte como en todo deporte. Hoy a un chico le vas a decir que se cuide o que esté con un palo pegándole a una bola cuatro horas. Imposible. Hoy juegan a la play, esa es la verdad".
En cuanto a las competencias en las que ocupó los primeros puestos, Poggi enumeró:
"Gané varios torneos, individuales y en parejas, fundamentalmente estos últimos con Guillermo, con quien obtuvimos un montón. Recientemente, recordábamos con Canavesio ese tema. Dos veces seguidas logramos el torneo del Club de Leones, un gran torneo, iban de todas partes a participar. Lo que no entendimos porqué no nos trajimos la Copa, que era más o menos como la de la Libertadores de grande. Nos dijeron que eran tres seguidas o cinco alternados, pero nos pareció que cambiaron la reglamentación ahí (risas). También ganamos en 9 de Julio, Chivilcoy, Carlos Casares, Bell Ville, Tres Arroyos, etc., y creo que el más importante torneo de parejas que se ha hecho en la historia del casín, que fue el Máster de en Rosario. Estaban todos, no faltó nadie, tremendo título logramos. Yo siempre me destaqué por ser buen jugador de parejas, fundamentalmente. En aquella época, eran dificilísimos los torneos locales y los zonales. Estaban Canavesio, Carlos Ferrara, un crack, entre otros, también `Pilaco´ (Ferrera) ganó muchos torneos jugando con Canavesio. En cuanto a reconocimientos en las fiestas del Círculo de Periodistas, tengo varios guardados en casa. Y esas cosas que tiene la vida, desde hace cinco años me toca presidirlo actualmente al Círculo. Es más, en una de las últimas, le entregué a Guillermo (Canavesio) un reconocimiento a la trayectoria".

Le gustaría aportar su experiencia
En el final dela entrevista, Daniel manifestó:
"Me había alejado totalmente de la actividad, pero desde hace un par de años, aprovechando la tecnología, sigo los torneos argentinos y los mundiales por Youtube. Fueron 25 años de mi vida que le dediqué al casín y, por ello, conocí mucha gente y gané varios amigos. Hoy tengo relación con varios de ellos, me insisten que vuelva a jugar, pero ya está, estoy lejos de eso. Me gusta mirar, seguirlos por Internet. Sí me gustaría, en algún momento, aportar algo de experiencia y conocimiento desde otro lugar. Ojalá que se pueda hacer algo con las autoridades municipales actuales, pues me consta que se preocupan por el deporte e invierten mucho en él", completó la charla Carlos Daniel Poggi.

COMENTARIOS