Javier Gaude.
Javier Gaude.
ENTREVISTA DE DEMOCRACIA

"El Club de Planeadores está habilitado y puede ser utilizado en caso de emergencia"

Así lo aseguró el reconocido volovelista Javier Gaude, quien confirmó que la pista de la institución está en condiciones de ser utilizada para vuelos sanitarios. "Como todos los clubes de Junín, paramos nuestras actividades y nos pusimos a disposición de la situación", remarcó.

En el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus, el reconocido volovelista juninense Javier Gaude confirmó a este diario que "el Club de Planeadores está habilitado y puede ser utilizado en caso de emergencia". Además, ratificó la suspensión total de las actividades y se refirió a las competencias internacionales que debía afrontar este año. También reflexionó sobre el aislamiento y remarcó lo positivo y lo negativo de la situación que estamos viviendo.
- ¿Cuál es tu mirada de lo que está pasando?
- Es una situación muy atípica. En principio, como integrante de la comisión directiva del Club de Planeadores, me gustaría contar que nuestro aeródromo está habilitado y está en condiciones de ser utilizado en caso de alguna emergencia. Se pueden realizar vuelos sanitarios. Al ser el único aeródromo es importante transmitir esta información. Hay una persona que se encarga del mantenimiento, corte de pasto, expendio de combustible, etc. El personal que se encarga de estas tareas está habilitado para circular y poder llegar hasta el lugar. Son normas que debemos cumplir y que las estamos cumpliendo siempre con los recaudos sanitarios que ya son de público conocimiento.

- El resto de las actividades, lógicamente, están suspendidas.
- Sí, al igual que en todo el país, paralizamos todas las actividades de vuelo. Solamente están permitidos los vuelos sanitarios y los vuelos agrícolas que serían las fumigaciones aéreas. Lamentablemente todo esto nos agarra en una situación muy linda que estaba atravesando el club, porque veníamos muy bien con la escuela de vuelo de planeadores y también con la escuela de vuelo de avión. Teníamos muchos alumnos y en total éramos unos cien pilotos en actividad. Las clases se dictaban sábados y domingos, pero tuvimos que parar. Como todos los clubes de Junín, paramos y nos pusimos a disposición de la situación. Seguimos juntando ganas para cuando podamos volver a volar.

- Una situación inesperada para todos.
- Sí, la verdad es que uno no deja de pensar en lo que está pasando. Tengo la sensación de que esta situación da para largo. Nosotros en los vuelos estamos en contacto directo con el alumno, dentro de una cabina, entonces era lógico que frenáramos. Cuando se retome la actividad veremos cuáles son las medidas que se implementarán.

- Las competencias oficiales también se suspendieron, ¿no?
- Sí, junto a Manuel Darraín íbamos a participar en las competencias mundiales, en julio y agosto. Manuel iba a competir en Francia y yo en Alemania y en un 99 por ciento estas competencias se suspendieron; están en las últimas directivas para anunciar la suspensión. Tengo entendido que se van a postergar directamente para el año que viene. En semana Santa teníamos programado un encuentro de vuelo de montaña, en San Juan, y también fue suspendido. Quizás lo hagamos en octubre. En definitiva, el parate es general.

- ¿Cómo manejas la parte psicológica? Porque está claro que no podés volar y volar para vos debe representar algo muy importante.
- Es tal cual. Mirá, por el momento nos descargamos un poco con un simulador de vuelo que es uno de los mejorcitos que hay en el mundo. En este simulador de vuelo virtual hay competencias en red a nivel mundial. Justo ahora se está desarrollando un campeonato donde se vuela todos los días de 22 a 00, dos horas de vuelo. Al menos nos mantenemos entrenados y en este momento la verdad es que le sacamos el jugo.

- ¿Te deja algún aprendizaje esta situación?
- Sí, creo que esta situación tiene una parte positiva y otra negativa. Por citar un ejemplo, conversando con algunos docentes me decían que se están organizando de una manera que antes no ocurría, con más predisposición y solidaridad; y pensando en que los chicos puedan seguir aprendiendo. Esto me parece algo positivo, un avance. Pero también está la parte negativa que es el hecho de estar alejados de nuestras familias. Es triste, raro. Yo le hago las compras a mis padres y les tengo que dejar las bolsas en la puerta de la casa. Pero bueno, nos tocó esto y tenemos que afrontarlo.

COMENTARIOS