Carlos Tayaldi, presidente del Club Los Miuras.
Carlos Tayaldi, presidente del Club Los Miuras.
REPUDIO DESDE JUNÍN

Desde el Club Los Miuras calificaron como "criminales" a los rugbiers detenidos en Gesell

El asesinato de Fernando Baéz Sosa tras una golpiza en patota continúa despertando una enorme indignación. Ayer, mediante un comunicado de prensa, la institución de nuestra ciudad manifestó su posición ante lo sucedido. "Priorizamos las personas", destacaron.

El asesinato de Fernando Baéz Sosa tras una golpiza en patota por un grupo de rugbiers en Villa Gesell continúa despertando una enorme indignación.
Al ya conocido repudio de la Unión Argentina de Rugby (UAR), ayer se le sumó un duro comunicado del Club Los Miuras de nuestra ciudad en el que califican como "criminales" a los rugbiers detenidos en la ciudad balnearia.
El texto que la institución de Junín difundió en las redes, indicó: "Por medio del presente queremos dirigirnos a todas las familias, con el fin de manifestar el total repudio a los hechos ocurridos recientemente en Villa Gesell. Este acto fue realizado por criminales que actuaron en grupo que nada tiene que ver con los principios que transmitimos en nuestro club".
Agregaron: "Nuestro compromiso con la formación de los jugadores es total y priorizamos las personas. Nos sumamos a la propuesta de la Unión y queremos seguir capacitándonos para mejorar. Les pedimos a ustedes que se sumen y nos apoyen para evitar y prevenir que puedan perjudicar a nuestros chicos. Por un rugby con mayores valores fuera de la cancha".

La postura de la UAR
Cabe recordar que el comunicado emitido por la UAR comienza diciendo que "tras los hechos públicamente conocidos de violencia física relacionados con jugadores de rugby, estamos profundamente consternados, por lo cual, consideramos necesario pronunciarnos". Y continúa: "Lamentamos profundamente el fallecimiento (sic) de Fernando Báez Sosa en la localidad de Villa Gesell y queremos expresar nuestra mayor solidaridad para con sus familiares. Es aborrecible que un joven salga a divertirse y termine de esta manera".
El comunicado también asegura: “Esto no puede volver a suceder en nuestra sociedad” y afirma que para eso se trabajará en “un programa específico de concientización que colabore para que estos casos no sucedan más”.
Ya sobre el final la UAR asegura que los agresores no representan “los valores del rugby” y vuelve a insistir con que la agresión se trataría de un flagelo que atraviesa a toda la sociedad: “Nuestro juego convive con el contacto físico desde muy temprana edad, pero siempre dentro de un claro reglamento. Quienes no lo entiendan de esta manera y usan su fuerza física en detrimento de otro, no representan nada del rugby ni sus valores. Son la cara más cruel de un flagelo que atañe a toda la sociedad”.

También opinó el ex Puma Courreges
El ex integrante del seleccionado argentino de rugby, Andrés "Perica" Courreges calificó ayer de desafortunado y equivocado el comunicado de prensa emitido por la UAR "ya que hace mención a un fallecimiento y lo que sucedió fue un asesinato cruel", al referirse a la muerte del joven Fernando Báez Sosa producida el sábado pasado en Villa Gesell tras una golpiza.
"Ya son varios y reiterados los casos de escalada de violencia de jugadores de rugby en las temporadas de verano, creo que más allá del problema social que vivimos se suma a este deporte que actúa en patota y todo se descontrola con finales trágicos", agregó el ex jugador del club Atlético San Isidro y del seleccionado argentino, Los Pumas, durante diez temporadas.
Courreges agregó: "Creo que uno de los problemas es que actualmente hay un grupo nuevo de preparadores físicos que no han sido jugadores y entonces no saben ni pueden transmitir los valores de este deporte y están más preocupados en el gimnasio, aclaró que no es la gran mayoría".
"Me preocupa la escalada violenta que se viene produciendo más en jugadores de rugby", finalizó.

El comunicado del Náutico Arsenal Rugby
Por su parte, el Club Náutico Arsenal Rugby, al que pertenecen los once rugbiers acusados del fallecimiento de Fernando Báez Sosa, emitió un comunicado en el que señala que "en representación de todos los que integramos nuestro club, lamentamos lo acontecido y repudiamos enérgica y contundentemente cualquier hecho de violencia. Nos solidarizamos con los amigos y familiares de Fernando por su lamentable pérdida".

Un hecho con varios antecedentes cercanos
Los antecedentes más cercanos de violencia que involucraron a rugbiers fueron el golpe que recibió Alejo Iturrieta, hace dos semanas en una fiesta al aire libe en Punta del Este, quien fue operado de urgencia al sufrir una fractura de mandíbula por un jugador uruguayo.
La temporada anterior varios jugadores del club Gimnasia y Esgrima de Rosario debieron indemnizar a tres jóvenes que fueron agredidos a la salida de un boliche bailable dos años atrás.
El caso más resonante por sus consecuencias, fue la muerte de Ariel Malvino, quien falleció en el 2006 en Brasil, tras recibir un feroz ataque de tres jugadores de la provincia de Corrientes en Copacabana.

COMENTARIOS