En el mar sigue la búsqueda del nadador Ezequiel Bermejo.
En el mar sigue la búsqueda del nadador Ezequiel Bermejo.
SIGUE LA BÚSQUEDA

El testimonio de un juninense sobre el nadador desaparecido

El profesor Diego Cuadrado habló sobre el infortunado Ezequiel Bermejo.

Mientras se intentaba dar con el nadador Ezequiel Bermejo, que desapareció mientras participaba de la prueba a aguas abiertas "De Río a Mar" entre las localidades de Quequén en Necochea, el profesor juninense Diego Cuadrado, entrenador de natación de la Escuela Municipal, que asistió a la competencia, brindó su testimonio a Democracia.
“Vaya paradoja, que el nadador entrenaba con Noelia Petti, la gran nadadora de carácter mundial, a la que ´Lucha´ (Lucía Ferreri) le ganó la competencia”, expresó el profesor de nuestro medio, todavía conmocionado por lo sucedido.

“Estuvo bravo”
“Muchísimos de los acompañantes en kayak se dieron vuelta, varios han perdido remos, Nicolás Bogado, que fue quien acompañó a Lucía, también antes de salir se dio vuelta, perdió la bandera de la Municipalidad, perdió los lentes, estuvo bravo, pero es lo que pasa en una competencia cuando hay que nadar en el mar, te agarra un viento y te rompe todas las condiciones de marco ideal que vos pensabas, pero los nadadores están preparados para ese tipo de situaciones. No tengo ni idea qué habrá pasado, no sé realmente, no creo que por más bravo que haya estado el mar, haya sido el motivo de la desaparición, le habrá pasado algo que lo anuló en el agua”, afirmó finalmente Cuadrado.

Más quejas
Bermejo desapareció mientras participaba de la prueba a aguas abiertas, competidores criticaron duramente a la organización del evento y aseguraron que "no estaban dadas las condiciones de seguridad".
"Pongo la firma que Ezequiel estaba en perfectas condiciones físicas, pero lo que no estaba en condiciones es la seguridad de la prueba", expresó Noelia, competidora y amiga de Bermejo.
La deportista dijo que para apoyar a los nadadores la organización dispuso de dos botes semirrígidos y dos botes de agua, mientras que los kayaks que seguían a los competidores se los conseguían ellos en forma particular.
A su criterio, se podría haber tomado la decisión de cambiar el sitio de llegada a Quequén por las difíciles condiciones del mar.
Sostuvo que la etapa del río Quequén fue óptima, con corriente a favor, pero al llegar al mar la situación variaba en forma brusca, con olas de hasta tres metros.
"Varios de los 450 competidores abandonaron. No llegaron todos", se encargó de aclarar finalmente la nadadora.

COMENTARIOS