MAÑANA, EN INSTALACIONES DEL CLUB SARMIENTO

Clínica de vóleibol a cargo del entrenador Guillermo Cáceres

El profesional juninense dirige la selección nacional femenina Sub-20.

El entrenador de la selección argentina femenina de la categoría Sub-20, el juninense Guillermo Cáceres, brindará una clínica de vóleibol en nuestra ciudad, este sábado 16 con epicentro en el Club Sarmiento de Junín.
Para los integrantes de la Asociación de Vóleibol del Noroeste de Buenos Aires (Avnoba), el costo de inscripción es de 120 pesos, incluyendo el lunch que se servirá pasado el mediodía, mientras que la general tendrá un valor de 250 pesos, también con el refrigerio incluido.
Los interesados en participar pueden anotarse en Necochea 25 (sede del Club Atlético Sarmiento) o llamando a los teléfonos celulares (0236) 15-4506840 y/o (0236) 15-4646322.

La programación
El destacado profesional brindará previo al inicio de la capacitación una conferencia de prensa y los horarios de la clínica, son los siguientes:
A las 9.45 se realizarán las inscripciones y acreditación de los participantes.
A las 10, se hará la apertura de la clínica y la presentación de Guillermo Cáceres, iniciándose a las 10.45 la parte teórica, para iniciar el evento.
A las 13 se producirá un descanso y lunch a cargo de los organizadores, reanudándose las actividades a las 14.
Será con la parte práctica (en el gimnasio de la entidad) y también teórica (en el SUM del C.A.S.), estando prevista la finalización y entrega de certificados para la hora 17.

Un juninense de nivel internacional
Oriundo del barrio El Picaflor, en su niñez practicó básquetbol en el Ciclista Juninense y posteriormente, empezó como entrenador de vóley casi por casualidad.
En este deporte, llegó a trabajar durante 20 años en Italia, que es la elite mundial de ese deporte, y ello lo llevó a ser asistente del cuerpo técnico de “Las Panteras”, la selección nacional femenina de vóley.
Cáceres empezó el Profesorado de Educación Física en Lincoln, pero al año de estar allí, su compañero y amigo Daniel Aréjula fue contratado por River Plate para jugar al básquet, y lo invitó a Guillermo para que siga sus estudios allí.
Fue así como se recibió de profesor en el Instituto Superior de Educación Física N° 1 “Dr. Enrique Romero Brest”, tras lo cual empezó a trabajar como entrenador de vóley cuando lo llamaron del Club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA) para dirigir al equipo femenino de la categoría Mini.
En 1988 tuvo la posibilidad de irse a trabajar a Italia, “La Meca del vóley”, y para Guillermo fue una gran oportunidad. Se fue por ocho meses y se quedó trabajando durante 20 años, siendo asistente del argentino (luego diputado nacional), Fernando Iglesias, siendo su asistente en Potenza y luego quedó en el club como entrenador del equipo femenino de mayores.
Luego de tres años en esa institución, pasó a Vicenza, estando otros tres años, continuó en Florencia las siguientes doce temporadas y finalizó su trabajo en ese país en el Siena.
Luego regresó a nuestro país y aquí trabaja desde entonces, en las selecciones nacionales, actualmente en la femenina de la categoría Sub-20.
Entrevistado por “Democracia”, Cáceres destacó que el vóleibol “Es un deporte de conjunto y de situación, donde hay que resolver de manera muy rápida y casi anticipada. Tiene la característica de que no podés parar la pelota, en fútbol o básquet el jugador distinto es el que puede hacer una pequeña pausa y pensar, pero en el vóley hay que ver la jugada antes de que pase”.
Especialista en esta actividad, nunca pudo desarrollar un proyecto vinculado con el vóley en nuestra ciudad. “Es que siempre estuve poco tiempo acá –explicó–, tal vez el día de mañana, si se terminara mi trabajo en la selección y me quedara, podría ser, porque me gusta enseñar y podría volcar en Junín la experiencia que hice afuera”.
En cuanto a sus objetivos en este deporte, el juninense señaló:
“Nunca me imaginé que iba entrenar una selección, pero el vóleibol me ha dado todo, es un deporte que me permitió participar en mundiales y en un juego olímpico, que es el escalón más alto que uno puede aspirar. Espero seguir disfrutando con lo que hago”, completó el juninense Guillermo Cáceres.

COMENTARIOS