Una panorámica del clima que se vive los fines de semana en el Club.
Una panorámica del clima que se vive los fines de semana en el Club.
VOLOVELISMO

Continúa el campeonato de aterrizajes de precisión en el Club de Planeadores

La segunda jornada, de cuatro, se llevó a cabo ayer. Cada uno de los pilotos lleva a cabo dos descensos por fecha, en los que deberá frenar el planeador a la menor distancia posible de un punto de referencia. Los alumnos participan del certamen junto con un instructor.

Ayer, desde las 11, tuvo lugar la segunda fecha del campeonato de aterrizajes de precisión en el Club de Planeadores Junín.
El campeonato consta de cuatro fechas que se están realizando domingo por medio (25/8, 8/9, 22/9 y 6/10), en el cual cada uno de los pilotos lleva a cabo dos aterrizajes por fecha, en los que deberá frenar el planeador a la menor distancia posible de un punto de referencia.
Los alumnos participan del certamen junto con un instructor en la unidad biplaza de la escuela, ASK-13, mientras que los restantes volovelistas lo hacen en los Pw-5.
Las puertas del club se encuentran abiertas como todos los fines de semana para toda la comunidad aeronáutica y el público en general que quiera acercarse a ver el certamen y también para realizar vuelos de bautismo.
Los pilotos y alumnos que participan: Dante Lezcano, Federico Franchini, Gastón Cantelmi. Martín Darraín, Agustín Sauro, Marcelo Klein, Octavio Mattos, Aníbal Izurieta, Maximiliano Colombo, Diego Salido, Fernando Farías, Dino Ghioni, Miguel Ángel Borgatello, Daniel Carrattini y Andrea Di Pretti.

La tabla de posiciones la lidera Di Pretti, seguida por Sauro, Klein y Ghioni.
La actividad, desarrollada con total normalidad, es una iniciativa del Club de Planeadores para sostener el entrenamiento de pilotos y alumnos en tiempos de pocas condiciones de ascensos para el vuelo sin motor.
Al mismo tiempo, como entidad de puertas abiertas, permite el acercamiento del público con esta particular actividad.
Sobre el campeonato en sí, la modalidad establece que cada piloto dispone de dos remolques para aterrizar en un sector de la pista con una marca transversal, solo con ayuda del freno aerodinámico, sin utilizar el freno de rueda.
El desafío es detener el planeador lo más cerca posible de esa meta para medir la distancia a que se detuvo la aeronave. De este modo, se suman los metros de cada aterrizaje y gana quien tiene menor puntuación (metros).
Vale aclarar que se penaliza con carga de metros (puntos) a los pilotos que en la maniobra de aterrizaje tocan con la rueda de cola o la punta de ala el terreno. Esta limitación suma un ingrediente más a la pericia y entrenamiento que representa esta competencia.

COMENTARIOS