Alexis Acosta, destacado atleta paraolímpico argentino, durante la charla-debate de ayer en la Unnoba.
Alexis Acosta, destacado atleta paraolímpico argentino, durante la charla-debate de ayer en la Unnoba.
EL ATLETA PARAOLÍMPICO DISERTÓ EN EL AULA MAGNA

Interesante charla-debate brindó en la Unnoba de Junín el deportista no vidente Alexis Acosta

El pampeano contó sus experiencias de vida en el concurrido evento, que auspició el Círculo de Periodistas Deportivos “José Luis Buono”, local.

El destacado atleta paraolímpico, Alexis Acosta, condujo anteanoche una interesante y concurrida charla-debate, la que se desarrolló en el Aula Magna de la Universidad Nacional del Noroeste de Buenos Aires (Unnoba) Junín, en la sede de Sáenz Peña y Jorge Newbery.
Fue un evento abierto a toda la comunidad, auspiciado por el Círculo de Periodistas Deportivos de Junín “José Luis Buono”, que preside Daniel Poggi, y a lo largo de la jornada, Acosta, deportista con discapacidad visual nacido hace 31 años en Catriló (La Pampa), tuvo un interesante ida y vuelta con los asistentes.

El pampeano, comentó que a los seis años empezó a tener problemas de visión y después de varias operaciones, quedó ciego a los 18 años, no decayendo con ello, sino que –por el contrario- comenzó a incursionar en el atletismo, algo que literalmente “Me cambió la vida”, dijo.
Desde 2008, Acosta entrena en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard) y fue mejorando de la mano de Javier Álvarez, quien supo ver en el pampeano sus cualidades, aunque se mostró triste el atleta paralímpico por el retiro de la beca que percibía, lo que hace que deba vender productos alimenticios para deportistas, para subsistir y seguir entrenando.
Acosta, quien actualmente vive en San Telmo con su pareja, Rocío, y su hija Loana (de 5 años), se levanta todos los días a las cinco de la mañana, viaja para entrenar durante una hora, con destino el Cenard, en donde se encuentra con sus guías, Ignacio Pignataro y Bruno Zanacci, uno de los cuales lo acompañó en la visita a nuestro medio.

“Me las tengo que rebuscar, la situación económica está difícil. A veces me duele todo el cuerpo porque salto en largo es una disciplina de mucho impacto. Pero a su vez me gusta y disfruto seguir practicando este deporte, y me encanta cuando en un torneo estoy acompañado por mi mujer y mi hija, quien siempre me alienta y me hace muy feliz”, dijo Alexis, quien expuso sus vivencias, y además, agregó pasajes de un video, relacionado a la película que está protagonizando, relacionada a su pasión por el deporte, pese a las dificultades que a diario afronta.
Acosta, quien estuvo acompañado en la cabecera del acto por uno de sus guías y por el citado Daniel Poggi y Héctor Coirini (del Círculo de Periodistas Deportivos) remarcó que tiene varios objetivos para este año.

Primero debe participar en los torneos nacionales, para mantener las buenas marcas y obtener los pasaportes para disputar los Juegos Para-Panamericanos, a realizarse en agosto en Perú, y el Mundial, en noviembre en Dubai.
El pampeano señaló que en los Para-Panamericanos competirá en los 100 metros y salto en largo, y en el Mundial, en largo solamente ya que es su fuerte. “La prueba de salto en largo es lo que mejor me sale, de hecho, en los dos últimos mundiales entre a las finales y quedé séptimo”, expresó, destacando además que tiene muchas ganas de seguir mejorando y con la necesidad de regresar de vez en cuando a Catriló. “No me acostumbro a la vida en Buenos Aires, a la ciudad tan grande”, disparó.
Esta posibilidad de encontrarse con el mejor atleta ciego de Argentina y vivirlo en primera persona es casi irrepetible, por lo cual el Círculo de Periodistas Deportivos depositó en este encuentro fundadas expectativas.

COMENTARIOS