Las autoridades y deportistas que superaron dificultades y fueron reconocidos por la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.
Las autoridades y deportistas que superaron dificultades y fueron reconocidos por la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.
CÁMARA BAJA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

En Diputados se entregaron reconocimientos a quienes a través del deporte superan dificultades

También se presentó en el encuentro el libro “Elijo Vivir. La Nonna que Corre”, obra de Sol Navarro que relata la historia de Elisa Forti.

En la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires se entregaron distinciones a bonaerenses que encontraron en el deporte un modo de vida. Además se presentó el libro “Elijo Vivir. La Nonna que Corre”.
La jornada estuvo organizada por la titular de la comisión de Salud Pública de la Cámara baja diputada Alejandra Lordén y participaron los ex jugadores de fútbol, Julio “Vasco” Olarticoechea y Pablo Lugüercio, y el director de Deportes Federados de la Provincia, el ex tenista José “Chucho” Acasuso.
Fueron distinguidos el Centro Vasco Fútbol Ciegos que posibilita que niños y jóvenes ciegos y/o disminuidos visuales que residen en la ciudad de La Plata y en la provincia de Buenos Aires desarrollen la práctica de este deporte; Remeras Rosas, primer grupo de Sudamérica reconocido e inscripto formalmente por la Comisión Internacional de Remeros contra el Cáncer; y Brenda Sardón, representante argentina de paracanotaje que se está preparando para competir en los juegos de remo de Tokio 2020.


También se reconoció a Santiago Morino, profesor de tenis adaptado que brinda sus clases en el Club Libertad; Empujando Límites Tandem Team, un padre y un hijo con autismo que recorren el país en bicicleta. También hubo un reconocimiento especial para el campeón mundialista Julio “Vasco” Olarticoechea y a quien hasta hace poco formara parte del plantel profesional de Estudiantes de La Plata, Pablo Lugüercio.
Al finalizar la entrega se presentó el libro “Elijo Vivir. La Nona que Corre”, donde Sol Navarro relata la historia de Elisa Forti (la nonna que corre). Elisa nació en un pueblo pequeño de Italia ubicado en la Provincia de Como, y transitó la Segunda Guerra Mundial en su propia casa. Comenzó a correr a los 72 años y lo sigue haciendo con el mismo amor y entusiasmo; su cambio de vida es un motor para muchas personas que creen que no pueden o no saben hacerlo.
“La actividad física tiene no solo que ver con una manera de estar en movimiento sino de enfrentar los desafíos y adversidades a las que nos enfrente la vida, y en esta jornada hemos reconocido a quienes han podido sortear diferentes obstáculos”, señaló Lordén durante el evento.
Además, la legisladora destacó la actitud de los ex deportistas que participaron de la jornada, ya que “tienen condiciones para ser solidarios y poder promocionar la actividad física como una manera de vivir”.

COMENTARIOS