FUNDADO EL 26 DE MARZO DE 1889

Social de Junín: 130 años de historia y progreso

En diálogo con Democracia, el presidente de la institución, Arturo Crosetti manifestó su alegría de poder arribar a un aniversario tan especial. "En estos últimos años hemos podido conformar grupos con gente joven. Eso es muy importante para el futuro", remarcó.

El Club Social de Junín arribó a los 130 años de vida. Su rica historia, su buen presente y un futuro cargado de proyectos, fueron algunos de los temas analizados por el presidente de la institución Arturo Crosetti en una entrevista exclusiva realizada por Democracia.

- ¿Cómo se encuentra el club en este aniversario tan importante?
- En la parte deportiva el club sigue atravesando un gran momento. El año pasado la escuelita de fútbol cumplió 25 años y el otro gran estandarte de nuestra institución es el hockey que se viene desarrollando desde hace unos 30 años. En su momento tuvimos un importante acuerdo con la gente de la Sociedad Comercio e Industria que nos permitió construir las canchas en el predio que está cerca de avenida Circunvalación. También tenemos una cancha de fútbol, de tenis y por supuesto la pileta que también nos permite la práctica de la natación. Todos estos han sido los deportes que más han sobresalido durante nuestra historia.

Cumplo con mi rol de presidente con la responsabilidad que amerita y con la tranquilidad de saber que hay un grupo de trabajo que respalda siempre. Arturo Crosetti.

- ¿Cómo está el club desde lo financiero?
- Tenemos inconvenientes económicos como todos los clubes. Los socios hacemos un esfuerzo muy grande para mantener las instalaciones y para que todo siga funcionando. Principalmente tenemos un gasto importante en lo que es el mantenimiento de nuestra sede. No nos olvidemos que estamos hablando de un edificio histórico no solo del club sino también de la ciudad de Junín. Es un edificio emblemático que tuvimos la suerte de heredar y que de alguna manera tenemos la responsabilidad de preservar. Es muy costoso tener el edificio en condiciones, tiene más de cien años. A esto le tenemos que agregar el mantenimiento del anexo que está ubicado sobre Mitre y Circunvalación; y todas las instalaciones donde desarrollamos el resto de las actividades que están ubicadas sobre el complejo Comercio e Industria.

- En el esfuerzo de los socios y de los dirigentes siempre está la clave.
- Generalmente es así. Nosotros estamos como la mayoría de los clubes, no es un buen momento pero con gran esfuerzo nos mantenemos. El esfuerzo en algún punto genera desgaste pero en nuestro caso estamos muy convencidos de lo que hacemos. Es importante el respaldo y por eso seguimos adelante. En agosto finaliza nuestro segundo mandato y como siempre digo, los consensos siempre han sido importantes en las reuniones con los socios. En estos últimos años hemos podido armar grupos con gente joven, eso es muy importante para el futuro. Nos da tranquilidad de que en el club hay jóvenes con ganas de trabajar. Está asegurada una buena dirigencia.

- A pesar de un escenario un tanto complejo desde lo económico, ¿Hay proyecciones edilicias?
- Sí, principalmente estamos realizando reparaciones y ampliaciones en distintos espacios. Estamos encima de los inconvenientes que surgen y al momento de encarar una obra tratamos de sacarle algún rédito económico que nos permita solventar los costos de mantenimiento en general. Hemos refaccionado los salones, los quinchos, hemos construido algunas parrillas para mayor comodidad de los socios y tenemos un salón amplio que también hemos podido poner en valor. Construimos una cantina, pusimos gradas en las canchas de hockey y muchas tareas más. Tenemos un programa de obras que vamos desarrollando depende de las necesidades y de las circunstancias.

- ¿Qué significa para usted ser el presidente del Club Social?
- Principalmente un orgullo muy grande. Soy socio desde que nací así que te imaginarás las sensaciones. Mis abuelos eran socios también. Todo eso representa algo muy importante desde lo emocional. Después, el trabajo lo hago con la responsabilidad que amerita y con la tranquilidad de saber que hay un grupo de trabajo que respalda siempre. En la comisión contamos con el aporte de gente de experiencia y también con jóvenes. Eso es una gran alegría. Trabajamos todos, con la intención de que la comisión directiva lleve al club por los caminos adecuados.

- ¿Cómo definiría la importancia histórica del Club Social?
- El club nació allá por el año 1889, donde Junín comenzaba quizás a transformarse en ciudad. Después llegó la parte deportiva que tanto bien le hizo al club. En la década del 20 comenzó la construcción de nuestra sede, la misma que hoy está ubicada en el centro de Junín. Para la época fue algo extraordinario. Después tuvimos la posibilidad de comprar terrenos para el anexo. Las construcciones que se fueron haciendo siempre nos permitieron ampliar las posibilidades deportivas. Siempre tuvimos una apertura social. Y todos los logros y avances se han podido mantener.

COMENTARIOS