FUNDADO EL 1 DE JULIO DE 1926

Defensa Argentina: En las malas, mucho más

El presidente de la institución, Gastón Freda, manifestó que la situación económica "es complicada" pero que el apoyo de los socios y simpatizantes viene siendo clave para que el club se mantenga en pie.

Los clubes como Defensa Argentina tienen que hacer un esfuerzo enorme para mantenerte vivos. En la actualidad, esta querida institución de nuestra ciudad alberga a unos 200 chicos que todos los días se acercan no solo para practicar fútbol sino también para compartir una merienda.
En diálogo con Democracia, el presidente Gastón "Petete" Freda confesó que la situación económica es compleja. Pero está más que claro que si el club está de pie es por el apoyo incondicional de los socios y simpatizantes; y también por el esfuerzo descomunal que realizan los dirigentes.

- ¿Cómo describirías la actualidad del club?
- En líneas generales el club está funcionando. Hoy el principal problema es el tema económico, pero le estamos haciendo frente con el sacrificio y la voluntad de siempre. Hemos comprado pelotas, estamos organizado una pollada y siempre estamos buscando la manera de afrontar los gastos fijos. Por suerte hoy tenemos un importante caudal de chicos y chicas que concurren al club. Tenemos planteles de fútbol femenino, inferiores que están jugando el nocturno y en primera división nos estamos preparando para el torneo apertura. Todo con un gran esfuerzo.

- ¿Qué necesita hoy el club Defensa?
- Nosotros trabajamos en un club donde hay muchas necesidades. Siempre nos está faltando algo, hoy por hoy hay muchos chicos que no tienen agarraderas. Eso es un problema. Después pudimos comprar algunas pelotas y elementos para que los "profes" trabajen. Pero además del fútbol y de los entrenamientos, nosotros a los chicos también le damos una merienda. La municipalidad nos da una mano en muchos aspectos y también la gente. No nos podemos quejar, siempre nos ayudan. Pero observamos que la situación está muy difícil para todos. De todas maneras, nosotros seguimos estando, se ha sumado gente a colaborar pero nos damos cuenta de que cada vez cuesta más.

- El trabajo también genera en desgaste en lo dirigencial.
- Sí, claro, y ese cansancio también a veces genera que los dirigentes tomemos decisiones equivocadas. En este sentido, dentro de unos tres meses vamos a hacer una asamblea para ver cómo seguimos. Personalmente estoy dispuesto a seguir estando pero quizás desde otro lado. Pero bueno, veremos cómo se dan las cosas. Mientras tanto, seguimos trabajando, ahora nos estamos preparando para el inicio de los entrenamientos de la escuelita, que será el jueves 4 de marzo.

- ¿Qué lugar ocupa el apoyo de la gente?
- Es importantísimo, es lo que nos mantiene en pie. La Municipalidad también colabora bastante, nos da un subsidio de 13.500 pesos (mensuales) que para nosotros representa una ayuda importante y también colabora con algunos productos para que los chicos tomen la merienda en el club. Más allá de que siempre nos dan un mano, hoy la situación está complicada, los costos de una pelota aumentaron, de un juego de camisetas y también la situación para contratar un cuerpo técnico está difícil. Pero bueno, repito, hoy estamos de pie y la seguimos peleando.

- ¿Cuando gasta un club como Defensa para jugar un fin de semana?
- Con la policía y los árbitros ya tenemos unos 20 mil pesos. Y a veces tenemos partidos los sábados y domingos. Quiero aclarar que yo no estoy diciendo que los árbitros son caros o que la policía cobra mucho. Lo que digo es que la situación está muy difícil porque los costos aumentaron y los ingresos no. Nuestra situación es parecida a la de muchos clubes y las autoridades de la Liga Deportiva del Oeste están al tanto. La verdad es que estamos complicados pero por ahora estamos.

- Se hace difícil proyectar.
- Claro, nosotros hoy no podemos ni levantar un tapial. Por eso yo siempre reconozco y admiro a los dirigentes de antes, vos fijate las instalaciones que hoy tienen los clubes de Junín, la mayoría fueron edificadas hace muchos años. Son obras que han quedado. Uno observa las instalaciones que hoy tiene Villa, BAP, Independiente y la verdad que es para sacarse el sombrero. Hoy la situación es distinta, no solo por lo económico, sino también porque se está acabando la dirigencia. No hay recambio. Y lo nuestro es un trabajo gratis y encima a veces recibimos unos palos tremendos. Pero bueno. En mi caso tengo una familia maravillosa que me da una mano enorme y la verdad que sin el apoyo de ellos yo no podría estar.

- ¿Qué te mantiene con ganas?
- El amor por el club. Estoy todo el día en el club y cuando llego a mi casa me siento realizado. Para los chicos no soy el presidente, soy "Petete", algunos me dicen "profe", eso es lo de menos. Me gusta estar. Y algo que también me genera optimismo es la buena relación que tenemos entre los presidentes de los clubes. He aprendido mucho de ellos.

COMENTARIOS