SUPERCRUCE

Ignacio Piaggio ganó de punta a punta

Se impuso en la prueba de 10.000 metros empleando 1 hora, 27 minutos y 14 segundos. Lucía Ferreri y Dante Cascella, los mejores de Junín. Participaron 45 nadadores.

El platense Ignacio Piaggio arrasó con el supercruce de 10 kilómetros y sumó las dos últimas competencias al hilo realizadas en nuestra ciudad (había ganado el de 5.000 mts.). Se anotaron 45 competidores.
El nadador empleó dos horas, 27 minutos y 14 segundos para completar el trazado.
Muy detrás llegaron los juninenses Lucía Ferreri y Dante Cascella, quienes completaron el podio de esta nueva edición que llegó para quedarse.

Pueyo: “Un acontecimiento histórico”
Daniel Pueyo, subsecretario de Educación y Deportes del Gobierno de Junín señaló que "es un orgullo estar compartiendo este día histórico donde por primera vez se realiza este cruce de 10 kilómetros, más que un cruce una travesía ya que se trata de un desafío muy grande para los nadadores, a quienes felicito. Con esta competencia, sin dudas estamos dando un paso más hacia adelante en materia deportiva en nuestra ciudad".
"Esperamos que sean mucho más los cruces de 10.000 metros que se realicen y creo que así va a ser. Estamos satisfechos por la organización y por promover estas actividades que además de lo competitivo generan mucha camaradería entre los nadadores, con un gran espíritu solidario, por eso también estamos contentos de poder llevar adelante este desafío", agregó.

Otras opiniones
Dante Cascella (15), Iván Perkusic (14) y Merlina Gutiérrez (16) fueron de los más jóvenes participantes de este cruce y todos pertenecen al equipo de AEFIP. Cascella, dijo que "vinimos con las expectativas de disfrutar de la carrera y compartir un lindo momento". Por su parte, Iván Perkusic aseguró que "el objetivo era llegar y hacerlo lo mejor posible". Por último, Merlina Gutiérrez contó que "la preparación fue la habitual con carreras de entrenamiento más largas. La verdad es que estamos muy felices de haber podido participar".
Las damas también se animaron a esta travesía, como el caso de Gabriela Panario, de Colón, aseguró que sus expectativas eran "llegar a las 4 horas nadando, vine a participar no para ganar sino, que fue una prueba personal. Este es un deporte maravilloso y participar de este cruce es buscar superarse a uno mismo".
Por su parte, Paula Martínez, de Junín, indicó que "para mí fue un desafío, más que físico mental, por eso la idea fue mantener un ritmo y llegar. Hace 5 años que aprendí a nadar y ahora no puedo parar".

COMENTARIOS