Nicolás Ismael Díaz (segundo desde la izquierda), a su lado el maestro Gustavo Bruno, y peleadores que animaron la velada de kick boxing realizada en Junín.
Nicolás Ismael Díaz (segundo desde la izquierda), a su lado el maestro Gustavo Bruno, y peleadores que animaron la velada de kick boxing realizada en Junín.
KICK BOXING EN JUNÍN

Buena velada se realizó en nuestra ciudad

Fue organizada por el maestro Gustavo Bruno y colaboradores del Instituto Federal de Artes Marciales y Deportes de Combate Argentina.

Peleadores de la Escuela de Kick Boxing de Lincoln, a cargo del pintense Nicolás Díaz (1° Dan), se presentaron en Junín, donde funciona el Instituto Federal de Artes Marciales y Deportes de Combate Argentina, a cargo del director, maestro Gustavo Bruno (7° Dan), y con filiales en toda la región y en otras provincias, como la de La Falda (Córdoba).
La velada se denominó “Desafío: Guerrero de la Luz I”, fue organizada por el shihán Gustavo Hernández, director de la Academia "Hikari Senshi Do" de Junín, y se llevó a cabo en la sede del Club Atlético Rivadavia de nuestra ciudad, con la participación de alumnos de escuelas locales y de toda la zona.
Conformaron la velada diez peleas de kick boxing amateur, en distintas categorías por sexo, edad y peso, y los dirigidos por Nicolás Ismael Díaz que protagonizaron batallas fueron Luis Orellano y Diego Ormazábal, quienes ya habían tenido la experiencia de haber realizado exhibiciiones de esta arte marcial en la segunda edición de “Guerreros”, programación desarrollada en General Pinto el pasado 1° de septiembre, organizada por el propio Díaz y fiscalizada por la Liga del Noroeste de Buenos Aires de Kick Boxing y la Federación Mundial de Kick Boxing.
Orellano formó parte de un triangular, y en la primera pelea que hizo, contienda con la que se dio inicio a la velada, se impuso a Mariano Villar, del Dojo Yang Ying, a cargo del maestro Claudio Cicerchia, de Junín.
Luego combatió Ormazábal, quien se enfrentó a Franco Pereira, del "Tala Team", a cargo del profesor Manuel Tala, de Rojas, batalla que terminó empatada.
La última pelea de la noche también corrió por cuenta de Orellano, quien venció a Hernán Balero, del "Dojo Anubis", a cargo del profesor Martín Squadrito, de Junín, obteniendo así el peleador linqueño el triangular, para alegría personal y de su profesor.
Por su parte, "Nico" Díaz, quien además ofició de juez en las peleas en las que sus alumnos no participaron, recibió un reconocimiento, en agradecimiento por su aporte al encuentro deportivo marcial.
El citado profesor, señaló que tiene distintos eventos junto a sus alumnos de acá a fin de año, entre ellas un encuentro de filiales de I.F.A.M. Argentina para despedir la temporada, con un entrenamiento y posterior cena de camaradería, destacando que el lugar seleccionado ha sido Lincoln, ya que es la filial más nueva del Instituto Federal.
También Nicolás Díaz reveló que existe la posibilidad de realizar la tercera edición de la velada denominada “Guerreros” en General Pinto, programación sobre la que están trabajando junto a sus colaboradores y a los padres de los alumnos.

COMENTARIOS