Lucas Sálice y
Lucas Sálice y "Los Troyanos", el equipo que representa a la Alcaidía Penitenciaria N° 49. Foto, gentileza de chacabucoenred.com.ar
DERRIBAR LOS PREJUICIOS

Enseñar rugby en la cárcel: la historia de Lucas Sálice y su aporte a la inclusión

El jugador y entrenador juninense contó detalles del proyecto que se viene desarrollando en la Unidad Penitenciaria N° 13 y en la Alcaidía N° 49. "Este es un deporte que te enseña muchos valores. Te enseña a ir para adelante, pase lo que pase", remarcó.

El joven rugbier y entrenador juninense Lucas Sálice forma parte del programa nacional Probar Rugby que promueve la enseñanza de este deporte en las cárceles de nuestro país. En la actualidad, integra el equipo de trabajo de la Unión de Rugby del Oeste de Buenos Aires (Uroba) que desde hace tres años dicta clases en la Unidad Penitenciaria N° 13 y en la Alcaidía N° 49 de nuestra ciudad.
Lucas comenzó a practicar rugby cuando tenía tan solo cinco años. Jugó en todas las divisiones formativas del Club Los Miuras hasta llegar a primera. Luego se radicó en Capital Federal para estudiar y continuar disfrutando de este hermoso deporte. Allí vistió las camisetas del Hindú Club y del Liceo Naval. También tuvo un paso por España hasta que regresó a su querido Junín.
En la actualidad, a sus 29 años, el destino le puso enfrente una experiencia distinta: enseñar rugby en la cárcel.

- ¿Cómo arrancas en este desafío?
- Sabía que el proyecto se estaba desarrollando en la Unidad Penitenciaria N° 13 por Jorge Giménez, un "profe" de Chacabuco al que yo conocía. Sabía que los chicos entrenaban todas las semanas, que se había armado un lindo grupo y después surgió lo de los "Gladiators", que es el equipo oficial. Me llamó mucho la atención, me pareció interesante y fui a colaborar en algunas prácticas. Después, este año las autoridades decidieron replicar el proyecto en la Alcaidía N° 49 y ahí es donde me acoplo más firmemente. Como todo proyecto, al principio costó un poquito pero ahora estamos trabajando firme.

- ¿Ya hay un equipo armado no?
- Sí, los chicos enseguida entendieron la idea, se armó un lindo grupo, ya hemos intervenido en algunas competencias y hace muy poco que los muchachos le pusieron el nombre al equipo. Se llama "Los Troyanos". El viernes 5 de este mes el equipo jugó un torneo que se hizo en la UP 13. En esta competencia intervinieron dos equipos de Campana, dos equipos de la Uroba más los chicos de la 13 y la 49. Fue una experiencia increíble.

"El rugby es un deporte que te da oportunidades siempre. Vas a tener miles de obstáculos y siempre hay que tratar de superarlos para seguir adelante. Ese es un poco el mensaje que transmitimos".

- ¿Cómo fue la primera vez que entraste a la cárcel?
- En la primera vez se mezclan muchas cosas. Lo que más recuerdo es el ruido de las rejas, de las puertas que se van cerrando cuando íbamos pasando por los pabellones. Es un ruido tremendo que me quedó muy presente. Después, con el tiempo aprendí que hay que dejar los prejuicios de lado. Sobre todo en una experiencia como esta. Los internos son personas que por distintas causas de la vida hay cometido errores que de alguna manera los están pagando. Alguna macana se mandaron, pero bueno, nosotros no estamos para juzgar sino para enseñarles un deporte.

- ¿Qué podrías contar de la enseñanza?
- Bueno, al principio no sabía con qué actitudes me iba a encontrar. Me refiero a las actitudes de los muchachos al momento de jugar, pero toman al rugby como un cable a tierra y por eso muestran una gran disciplina. Ellos mismos lo dicen, que no van a desaprovechar la oportunidad de jugar y de salir a jugar, por una pelea. Después, desde lo reglamentario, jugamos siete contra siete y ahora le estamos agregando scrum y line. El resto se juega con las reglas convencionales.

- ¿Qué te ha ensañado el rugby a vos?
- Es un deporte que te enseña muchos valores. Te enseña a ir para adelante, pase lo que pase. Hay que caer y levantarse y de eso se trata lo que queremos transmitir en este proyecto. Es un deporte que te da oportunidades siempre. Vas a tener miles de obstáculos y siempre hay que tratar de superarlos para seguir adelante. Ese es un poco el mensaje que transmitimos y te puedo asegurar que los muchachos lo entienden y lo agradecen. No solo a nosotros, sino también a los docentes y profesionales que los asisten en las distintas áreas.

- ¿Cuáles son tus próximos objetivos?
- Lo principal es seguir afianzando el proyecto y seguir fortaleciendo los vínculos. Lógicamente que al ser un deporte uno tiene ese lado competitivo y en algún momento me gustaría ganar. Pero bueno, se entiende que el resultado termina siendo secundario. Ya armamos un equipo que es un paso importante.
En definitiva, no caben dudas de que el aporte de Lucas Sálice es clave para el futuro de estos internos que por ahora eligen al rugby como un cable a tierra, como una hermosa excusa para correr, jugar y eludir la realidad.

COMENTARIOS