AJEDREZ EN BATUMI, GEORGIA

Diego Flores debutó con una victoria en la Olimpíada 2018

También logró un particular triunfo el equipo nacional femenino.

En el torneo absoluto de la Olimpíada de ajedrez que se realiza en la ciudad de Batumi, Georgia, el seleccionado de la Argentina volvió a ganar, ayer por la segunda ronda. Esta vez fue por 3,5 a 0,5 ante México, gracias a las victorias del juninense Diego Flores (quien hizo su debut, ya que no jugó la primera fecha), Sandro Mareco y Fernando Peralta, mientras que Federico Pérez Ponsa entabló en el cuarto tablero.
Anteayer, ante Zimbabwe, los argentinos habían ganado 4 a 0, pese a no contar con el gran maestro Diego "The machine" Flores, quien estuvo afectado por un fuerte resfrío y prefirieron que descansara en la ronda inicial.
Así fue como Sandro Mareco, Fernando Peralta, Alan Pichot y Federico Pérez Ponsa salieron a jugar y se las arreglaron para conseguir victorias ante un equipo de mucho menor ranking como el de Zimbabwe, destacándose que hoy, los varones se medirán contra Bosnia y Herzegovina.

Victoria de las damas
En cuanto al equipo femenino, derrotó 4-0 a las representantes de la Asociación que nuclea a ajedrecistas ciegas y disminuidas visuales. Carolina Luján, Claudia Amura, Ayelén Martínez y Marisa Zuriel se impusieron en sus partidas.
Para un ajedrecista, siempre es un reto enfrentar a un no vidente en un torneo. Porque si bien las reglas no cambian, lo que se modifica completamente es el clima de una partida. En un duelo convencional, el silencio manda y no hay interacción con el rival. En uno contra un ciego, cada jugador tiene su tablero, porque en el del no vidente las piezas se encastran y las negras tienen un relieve para distinguirlas al palparlas. Y ambos contrincantes se "cantan" las movidas. Por eso, al ser más hablado, hay un clima cuasi fraternal.
Con ese clima esperaban encontrarse ayer martes las integrantes del seleccionado femenino argentino en la segunda ronda de la Olimpíada de Batumi. Es que su rival no era un país; era el IBCA (Internacional Braille Chess Association), que nuclea a jugadores ciegos o disminuidos visuales.
Así que cuando fueron a la Sala 2 del lugar de juego y vieron que estaba todo dispuesto como siempre, no entendían nada. Claro, sucedió que sus cuatro rivales eran disminuidas visuales y las partidas fueron como de costumbre, logrando un amplio triunfo la representación albiceleste.
Hoy miércoles, por la tercera ronda, la Argentina enfrentarán a Hungría en damas.

COMENTARIOS