Diego Flores (izquierda) y sus compañeros del equipo nacional jugando al truco, en la jornada previa al inicio de la Olimpíada Mundial 2018 de ajedrez.
Diego Flores (izquierda) y sus compañeros del equipo nacional jugando al truco, en la jornada previa al inicio de la Olimpíada Mundial 2018 de ajedrez.
AJEDREZ INTERNACIONAL

Inauguración oficial de la Olimpíada Mundial en Batumi, con la participación de Diego Flores

El gran maestro juninense, hexacampeón argentino del juego ciencia, integra la selección nacional que jugará desde hoy en Georgia.

Dio comienzo uno de los puntos culminantes de este año en el juego ciencia, la Olmpíada de Ajedrez en Batumi (Georgia) en la cual el hexacampeón argentino, el juninense Diego Flores, está dentro del equipo argentino.
Ayer se llevó a cabo la ceremonia inaugural del torneo internacional que durará hasta el 6 de octubre. La primera ronda se disputará hoy a partir de las 13.
Habrá retransmisiones de las partidas en directo en el servidor de ChessBase, Playchess.com de las partidas de la sección absoluta y sección femenina. En la sección absoluta, los equipos de Estados Unidos, Rusia y China son los favoritos.
"La Olimpíada de 2016 no fue ningún paseo por el bosque. No va a ser nada fácil esta vez tampoco", opinó Hikaru Nakamura, integrante del equipo estadounidense, durante la Champions Showdown en San Luis (Estados Unidos).
Es cierto que los equipos competidores son muy fuertes, pero el equipo estadounidense masculino es el claro favorito en la olimpiada de este año. En total participan 150 conjuntos en la sección abierta, pero el grupo de equipos aspirantes a la medalla de oro es limitado.
Por su parte la Argentina se encuentra en el puesto 20 del ranking de los favoritos.
El destino del equipo ruso dependerá en gran parte de la actuación de Vladimir Kramnik y también de su colega "voluble" Ian Nepomniachtchi. Algo parecido les pasa a los chinos. Mientras que el equipo estadounidense se presenta con cuatro jugadores con valoraciones superiores a los 2700 puntos, en los primeros tableros, Rusia y China tienen más de cinco jugadores con valoraciones 2700.
Los rusos son muy fuertes y hasta se han "permitido" dejar en casa al número 11 (Alexander Grischuk) y al 16 del mundo (Peter Svidler). El equipo ruso es el segundo favorito en la olimpíada de este año.

Tercer favorito
Ding Liren, el número cuatro del mundo y número uno de China debe jugar en el primer tablero del equipo de su país. Tiene 2804 puntos Elo y en las últimas casi 80 partidas que ha jugado, no ha sufrido ninguna derrota.
Si logra llegar así hasta 110 partidas sin derrotas podrá establecer un nuevo récord mundial. Durante la Olimpiada de Batumi podrá disputar un tercio de lo que le falta para lograr dicha hazaña. A ver lo que pasará.
Al igual que los rusos, los chinos han tenido que dejar en casa a dos jugadores con valoraciones Elo superiores a los 2700 puntos. Uno de ellos es Wang Hao, quien en su momento fue una verdadera sensación con un talento tremendo. Durante un tiempo desapareció porque se dedicó más a ser entrenador que jugador.
Va a ser interesante también lo que pasará con el equipo iraní. Hace unos días, Parham Maghsoodloo se coronó campeón del mundo sub-20 y está jugando muy bien. Puede que dé alguna sorpresa a lo largo de esa olimpíada.

COMENTARIOS