ARTES MARCIALES

Taekwondo Taa- Cova: Cuatro años de trabajo y crecimiento

Entrevista de Democracia con el deportista y entrenador, Gabriel Balvidares.

Este año la Escuela de Taekwondo Taa- Cova que dirige Gabriel Balvidares cumple cuatro años de vigencia en nuestra ciudad. Se trata de un proyecto que viene logrando una gran adhesión de chicos y grandes; y que en la actualidad se desarrolla en las instalaciones del Club Junín.
Este joven deportista de nuestra ciudad viene realizando una gran carrera profesional, en la que sus logros han llevado a Junín al podio de los torneos más importantes.
Entre las últimas conquistas, Balvidares obtuvo el domingo el campeonato provincial de su especialidad. Además, también viene desarrollando con gran éxito su faceta de entrenador y en la siguiente charla cuenta los principales detalles de esta gran pasión.

- ¿Cómo se dio este nuevo campeonato?
- Me preparé mucho y por suerte se me pudo dar. El certamen se realizó en Monte Grande, en el Microestadio de Pasteleros. Fue un torneo grande, con unos 500 competidores; y en mi categoría, que es forma adulto 3er dan tuve la suerte de consagrarme campeón provincial. Fue una competencia muy dura pero por suerte tuve la posibilidad de lograr el primer puesto. Más allá de haber logrado el campeonato, la competencia también sirvió para seguir con la preparación de cara al campeonato mundial.

Ante una situación complicada el taekwondo aporta control y eso hace que la persona actúe de otra manera. El taekwondo aporta cosas buenas para la salud mental y física.

Con los más chicos se hace muy difícil explicarles lo técnico, por eso es que trabajamos mucho con juegos. Mediante los juegos abordamos la parte técnica, lo físico, lo aeróbico.

- ¿El mundial es ahora en julio, no? ¿Cuáles son tus expectativas?
- Sí, del 31 de julio al 5 de agosto, se va a realizar en Tecnópolis, Villa Martelli. Hacía más de 20 años que no se realizaba un campeonato mundial en nuestro país. Por suerte ya logré la clasificación y ahora estamos en la recta final.

- ¿Cómo te entrenás para esta competencia tan importante?
- Me entreno en varias facetas, en mi casa, con la ayuda de mi padre; también lo hago en el escuela que dirijo en el Club Junín, entrenó también en Buenos Aires con la selección y en viajo los viernes a Ameghino donde está mi profesor Gabriel Cova. Después el entrenamiento es similar pero un poquito más intenso. Yo voy a participar en formas, entonces al entrenamiento le estoy agregando retoques desde lo físico.

- ¿Cómo describirías la actualidad de la escuelita que dirigís?
- Muy bien, vamos creciendo de a poco. Tenemos grupos de distintas edades, adultos, infantiles y juveniles. Entrenamos los lunes y miércoles, de 18.30 a 19.30 con los infantiles; y de 19.30 a 21.30 nos juntamos con los juveniles y adultos. En total tendremos unos 25 alumnos en total y por suerte de todas las edades, de los cuatro años en adelante. También tengo otro grupo de alumnos en la Sociedad de Fomento del Barrio 11 de Julio. Siempre con la misma enseñanza.

- ¿De qué se trata la enseñanza?
- Con los más chicos se hace muy difícil explicarles lo técnico, por eso es que trabajamos mucho con juegos. Mediante los juegos abordamos la parte técnica, lo físico, lo aeróbico. Con los juveniles cuesta menos, por eso es que trabajamos de otra manera, ahí ya no hay juego e inclusive hay chicos que quieren competir y por eso se los prepara de otra manera. En realidad la competencia es una motivación extra para todos, quizás ahí es donde los más grandes encuentran la adrenalina. En realidad el taekwondo es el último arte marcial que se inventó, es algo muy moderno y quizás por eso hay un gran atractivo. Las competencias son muy interesantes.

- ¿Qué aporta el taekwondo a la formación de un chico?
- Desarrollo físico, reflejos y autocontrol. Ante una situación complicada el taekwondo aporta control y eso hace que la persona actúe de otra manera. El taekwondo aporta cosas buenas para la salud mental y física.

COMENTARIOS