Desazón total, en el final del partido los jugadores de Los Miuras no encontraron consuelo.
Desazón total, en el final del partido los jugadores de Los Miuras no encontraron consuelo.
RUGBY

Los Miuras cayó frente a Gimnasia (P)

El equipo de nuestra ciudad perdió en la final por un ajustado 28 a 27.

Los Miuras no pudieron ante Gimnasia de Pergamino en la final del Súper 10 UROBA 2018. En un partido muy parejo, el resultado quedó en manos de los visitantes por 28 a 27.
Ante un marco impresionante en el Barrio del Cerrito, Los Miuras y Gimnasia y Esgrima de Pergamino protagonizaron un vibrante encuentro que definía el ganador del Súper 10 UROBA 2018.
A la definición llegaron los dos equipos más regulares del torneo (invictos y con un solo punto de distancia en la tabla de posiciones). Además, en el único antecedente de la temporada el empate en 13 hacía que la balanza mantenga ese 50% y 50% de cada lado.

El partido
El encargado de patear la salida fue Gimnasia que entregó en manos del "Toro" la pelota para iniciar el cotejo ganando metros e imponer su juego en campo contrario. A los cinco minutos, tras percutir con los forwards en un diseño cortito, consiguió la primera llave para generar una diferencia pero Moutous no pudo anotar frente a los palos, en tanto que la siguiente ofensiva el apertura intentó con un drop pero tampoco logró anotar.
En la primera salida de su terreno, los pergaminenses se encontraron con una oportunidad inigualable a metros del ingoal a través del line a favor, pero tras intentar ganar metros con el maul, Lucas Sálice extirpó la pelota y en una baldosa fue esquivando rivales hasta llegar a la mitad de la cancha donde pateó buscando el lugar vacío del wing visitante, el encargado de cargar la patada fue Matías Guevara que intuyó la duda del rival para anticiparse y con un puntapié llegó hasta el ingoal y meter el primer try de la tarde (5-0).
Sin haber sentido el golpe, los “Lobos” se adueñaron de las riendas y empezaron a facturar cada vez que pisaban campo juninense. Raimundo descontó con un penal a los 15’ y cuatro minutos después un maul efectivo terminó en try amarillo. Los Miuras sintieron el cimbronazo y no encontraban respuestas a la propuesta de los visitantes ya que con bombas al cajón fueron arrinconándolos debido a errores de manejo (cinco pérdidas consecutivas por pelotas de patadas). Como figurita repitida, el empuje por medio del pie llevó al medio scrum canario a convertir un nuevo try para dejar el juego a 12 de distancia (5-17).
Los Miuras hundidos en una desesperación de no poder encontrar los caminos, fueron más corazón que juego y buscando cometer la menor cantidad de desacierto no arriesgaron como lo venía haciendo hasta esta final, pero una andanada de Zielke que puso el juego adelante con su contundencia física despertó a los "Toros" que llegaron hasta las cinco yardas pero no fue más que eso. De esa misma pelota, un robo del hooker rival, Gimnasia se encontró con una pelota recuperada y todo el campo para jugar, es por eso que saliendo de las 22 yardas un tres contra uno de la ofensiva hacía prever que otra vez podían anotar, pero en una falla de un pase y la gran lectura de juego de Pichi que interceptó la ovalada Los Miuras revirtieron la situación para descontar en el marcador (10-17) al minuto 29.
Un penal para cada lado decretó el 13 – 20 de los primeros 40 minutos de juego. Un primer tiempo que contó con muchas emociones, situaciones y estados de ánimo, dejando todo abierto para el complemento.

El segundo tiempo
La charla en el descanso largo le vino muy bien a los dueños de casa que salieron con otra cabeza al segundo periodo, es por eso que Miuras cambió las cosas forzando a las equivocaciones e infracciones para GEP que perdió dos hombres en el camino por acumulación de penales (uno por golpe alevoso en un maul), aunque con 13 no desentonó y tuvo más la pelota con sus delanteros haciendo correr los segundos esperando el reingreso de los sancionados. El empate llegó con ocho minutos disputados tras un try penal. A los 56’ los dirigidos por Benítez luego de tres penales seguidos, perdió a Beschinsky por amarilla.
Con los equipos igualados en números, un try y un penal del “Lobo” volvió a dar una distancia de ocho a falta de 10 minutos de juego que fueron todo del local, abocado al descuento y revertir el resultado fue nuevamente con el corazón en la mano y encontró el apoyo nuevamente otorgado por el árbitro del partido con un try penal a dos minutos del cierre. Ante un desenlace infartante, Miuras fue una y otra vez buscando la puerta del campeonato, pero se encontró con una pared visitante que no dejó que el resultado vuelva a tener color rojo y tras la apertura de la pelota hacía la línea, la ovalada terminó en la zona del wing que sin espacios terminó fuera de la cancha y desató el festejo de Gimnasia y la desazón de los Miuras que dejaron el alma en la cancha y en una final los detalles son fundamentales, más allá de lo que dejó como reflejo el resultado final de 28 a 27.
Titulares de Los Miuras: Yamil Chaluf, Javier Enecoiz, Juan Torres, Agustín Beschinky, Ulises Amaya, Juan Rolón, Juan Pablo Zielke, Gaspar Rossini, Lucas Sálice, Andrés Moutous, Brian Peira, Carlos Mario Mazzarino, Matías Guevara, Juan Rodrigo Picchi y Lautaro Bustamante. Suplentes: Marcos Palma, Matías Salas, Kevin Gallego, Franco Araya, Pablo Sotani, Salvador Martínez, Emanuel Crego, Jonathan Araya. Entrenador: Javier Benítez.

COMENTARIOS