Martín Albarello (izquierda), nuevo presidente de
Martín Albarello (izquierda), nuevo presidente de "La Paloma Mensajera", junto a Nicolás Palomeque, vocal titular de la entidad.
COLOMBÓFILAS

Martín Albarello preside "La Paloma Mensajera"

Reemplaza en el máximo cargo de la entidad de calle Necochea 632 a Tomás Montull. El viernes despiden el año, con una cena.

El joven y emprendedor cultor de la colombofilia, Martín Albarello, fue electo nuevo presidente de la Asociación Colombófila "La Paloma Mensajera" de Junín, entidad que tiene su sede en calle Necochea 632, en el barrio Villa Talleres y que fuera fundada el 3 de mayo de 1934, con lo cual tiene más de ocho décadas de amplia y proficua trayectoria institucional.
Albarello reemplaza en el máximo cargo de la directiva a Tomás Montull, y lo acompañan en los restantes cargos de la prestigiosa entidad "palomera" juninense los siguientes asociados:
Vicepresidente, Adrián Garzillo; Secretario, Hugo Martelli; y tesorero, Cristian Giorgianni.
Vocales titulares; Nicolás Palomeque y Esteban Ale.
Vocales suplentes; Sergio Antúnez y Carlos Ferro.
Revisores de cuentas: Carlos Becerra (hijo), Lucas Garbarini, Diego Manzo y Rubén Vázquez.
Debe destacarse que los citados dirigentes, asociados, amigos y colaboradores de "la Paloma Mensajera" van a despedir el año 2017 durante una cena de camaradería, a servirse en su sede el viernes 29 del corriente, a las 21.30 horas.

Un poco de historia
El domicilio del doctor Ernesto Bertero, en calle Rivadavia 33 (ex Farmacia Bertero) fue escenario de la fundación de la Asociación Colombófila "la Paloma Mensajera" de Junín.
Fue allí donde un jueves 3 de mayo de 1934, el citado profesional, a la postre el primer presidente, junto a los vecinos Vicente Terrile, Raúl Castellazzi, Alfredo Squadrone, Modesto Vidaurreta, Héctor Castellazzi, Juan Pasini, Armando Ramallo, Alfredo Batac y Ernesto Castellazzi, todos ellos cultores de esta apasionante actividad e integrantes de la primera comisión directiva, daban origen a la flamante institución.
Precisamente, en su lugar de fundación, funcionó la primera sede de “La Paloma Mensajera de Junín” hasta que en la década del ’70 se traslada a su propia casa, la actual, de calle Necochea 632.

COMENTARIOS