Correr en cuatriciclo, adrenalina irremplazable.
Correr en cuatriciclo, adrenalina irremplazable.
HISTORIAS DE VIDA

Giuliano Depierro, el piloto de Junín que convierte su discapacidad en una motivación

El joven juninense sufrió una parálisis cerebral que le afectó la parte motora. Gracias al apoyo de su familia y a una gran fuerza de voluntad, "Yuyo" fue superando obstáculos. El deporte y la música se transformaron en sus grandes pasiones.

Una asfixia al momento de nacer le provocó una parálisis cerebral que afectó directamente su parte motora. A partir de allí, la vida de Giuliano Depierro se transformó en una lucha constante. El apoyo de su familia y su enorme fuerza de voluntad fueron fundamentales para ir venciendo obstáculos.
En la actualidad, el deporte y la música son sus grandes pasiones. En una entrevista exclusiva con Democracia, "Yuyo" habló de su vida, del presente y de los sueños que buscará conquistar.

- ¿Cómo afrontaste la vida?
- La cuestión no fue asumirlo sino aceptar. Parece lo mismo pero asumir las limitaciones es saber que las tenés y aceptarlas sería como hacerte amigo de ellas. Por ahí siento que no puedo hacer algo que sé cómo se hace. Pero no lo puedo hacer y ahí, en esos momentos, es cuando uno se frustra y tiene que pedir ayuda. Pero sigo sosteniendo que si no las aceptás nunca vas a avanzar. Hay que aceptarse como un discapacitado para que a partir de eso tu vida sea lo más normal posible. Pero no fue fácil, lo admito. Creo que el problema más grande es la aceptación del otro. Uno siempre tiene ganas pero por ahí el común de la gente le teme a lo “diferente”. El otro tema es adaptarse a las limitaciones, asumirlas y aceptarlas, a partir de ahí empezar a avanzar.

- ¿Quiénes estuvieron a tu lado desde el primer momento?
- Como en todo vínculo social “normal” los primeros que estuvieron y están desde siempre fue mi familia. Ellos me apoyan siempre y están en todas las ideas locas y demás cosas que quise hacer. Papá (Renato), mamá (Analía), mi hermano (Alejandro). Y a medida que fui creciendo conté con el apoyo de mis primos Renzo y Ana, que son los que más cerca tuve. He tenido mucha gente que me ha acompañado, que me ayudó cuando lo necesité y mucha a la que pude ayudar, eso también es un premio para mí.

¿Qué recuerdos tenés de tu infancia?
- Lindos y fuertes, algunos que cuento, otros que los guardo para mí. De chiquito el barrio, el campo del abuelo Tito, donde ahí hacíamos las travesuras más grandes, las chozas y las prendidas fuego a la orden del día, los cumpleaños de mi primo eran una fiesta, las navidades y años nuevos eran infinitos. Cuando fui más grande, se vinieron a vivir cerca de casa y ahí hicimos un grupo de amigos muy unidos. También las interminables noches pasando música con mi hermano, los viajes en camión. En fin, son muchos, tendría que escribir un libro entero.

- ¿Cómo fue tu aprendizaje escolar?
- En la escuela, si bien la hice sin atrasarme ni llevarme ninguna materia, tuve muchas trabas, principalmente desde la escuela especial y también por parte de algunas maestras que no se sentían preparadas para trabajar conmigo. Pero por suerte y gracias a la insistencia de mis viejos pude completar todo el período educativo sin problemas. Inclusive pude seguir estudiando y recibirme de Analista de Sistemas Informáticos.

- ¿A qué escuela fuiste?
- Yo empecé a los cuatro años el jardín, fui al 904. Después de haber sido rechazado de varios, llegué a ese gracias a la buena voluntad de la directora era Bety Orozco. La primaria la hice en la escuela N° 41 (de 1ro a 9no), el secundario lo hice en la escuela Media 1 “Manuel Dorrego” y la carrera la cursé en el Instituto 20.

- ¿Cuándo te subiste por primera vez a un cuatriciclo?
- Si bien yo ya había manejado antes algunos cuatriciclos para probar si podía, mi primer cuatriciclo me lo regalaron para mis 18. No me lo esperaba, fue todo una sorpresa. Fue muy especial porque siempre amé los fierros y además eso me ayudó a ser más independiente ya que podía movilizarme solo. Ese fue el comienzo, después vinieron las travesías, los viajes y las carreras.

- ¿En qué campeonato has participado?
- La mayoría de las competencias las corrí en Enduro Rally Bs. As., un campeonato provincial que sigo desde que se inició y un año más tarde comencé a competir y ya llevo cuatro años compitiendo. También corrí en una categoría de Saladillo una sola carrera. Me gustaría también correr alguna carrera del Campeonato Argentino de Navegación pero eso es otra historia porque ahí se necesita un vehículo más preparado, instrumental y mucha preparación física, pero no descarto algún día poder largar una carrera. Este tipo de desafíos son similares al Dakar.

- ¿Cómo podrías describir esa adrenalina?
- Creo que es lo mismo que siente cualquier persona que disfruta de este tipo de actividades. En la competencias se agrega el condimento que tenés que cumplir con los tiempos y que además vas navegando sin estar seguro si vas en el camino correcto o no. Me ha pasado de perderme y hacer varios kilómetros de más o encontrar participantes que vienen en sentido opuesto al que venis vos y empezar a discutir quien está equivocado.

- ¿Qué velocidades has alcanzado?
- La vez que más fuerte anduve fue en una carrera donde me prestaron un buen cuatriciclo similar a los que usan en Dakar, una ruta a 100kms por hora. En los cuatriciclos grandes andás tranquilo a 80-85km por tierra y un poco más en asfalto.



- ¿Cómo nace tu faceta musical?
- La música creo que viene desde chico. Me acuerdo que en casa siempre se escuchaba radio y música de todo tipo. Lo primero que me interesó de rock fue un casette que había grabado mi vieja con canciones de los 70 y 80 donde principalmente se protestaba por la dictadura o por el tema de Malvinas, también se hablaba de amor y de la libertad y esas son las cosas que en el principio me atrapó. Ya más de grande, a los 14, le pasé música en el cumpleaños de mi hermano, me gustó y me di cuenta que tenia condiciones para hacerlo. Unos meses después hice un curso de DJ en la Municipalidad y en mayo de 2007 compramos los primeros equipos con mi hermano y ahí arrancamos. En mayo de este año cumplimos 10 años musicalizando todo tipo de eventos.

- También cantás.
- Sí, para todo esto me iba picando el bichito de cantar pero nunca me animaba. Yo soy fanático de León Gieco y un día fui a verlo a Lincoln, cuando se iba lo encuentro, estuvimos charlando un rato y me dijo que mire la película Mundo Alas, que está hecha con artistas con discapacidad. Empecé a investigar qué era y me doy cuenta de que estaban haciendo lo mismo que quería hacer yo y ahí dije por qué no. Así que empecé a tomar clases de música y a la vez tocaba como invitado de algunas bandas locales. Un día me encuentro con Raúl Paulucci y le planteo la posibilidad de ir a grabar unas canciones, él aceptó y empezamos. En un principio eran tres o cuatro canciones pero me fue proponiendo agregar temas y se convirtieron en un disco llamado “Clásicos del Rock Nacional”, con diez temas de los artistas más populares como León, Charly García y Fito Páez, entre otros.

- ¿Qué estilos te gustan?
- Además del rock, me gusta el folclore, la música rioplatense y todo lo nacional. Pero estoy dispuesto a escuchar todo tipo de música para ampliar mis conocimientos y descubrir música nueva.

- ¿Cómo describirías el tuyo?
- Mi estilo nace en el rock y este es una combinación de otros ritmos como el jazz, blues o soul. A mi parecer la concepción del rock es la libertad y el amor, por consiguiente me gusta combinarlo con ritmos argentinos y/o latinoamericanos.
- ¿Qué significa para vos el deporte y la música?
- Me parece que son una forma de sentirme libre. Considero que para cualquier persona el deporte y el arte son manifestaciones de libertad

- ¿Cómo te ves de grande?
Me da miedo pensar en el yo adulto, me resisto, pero quiero ser optimista. Formar una familia, una casa, tener la responsabilidad que tiene un jefe de hogar. Si me va a ir bien con la música o con las carreras lo dejo al azar. Quiero que la vida me sorprenda.

- ¿Cuáles son tus proyectos?
- Me gustaría seguir cantando, salir de Junín, llevar mi música a otros lados. Tengo un compañero de fierro como lo es Pablo Vildoza y también en algún futuro me gustaría hacer otra fecha con los chicos de Fisurado y Paranoico, con los cuales hace un mes presenté mi disco. También en un futuro me gustaría volver a hacer otra carrera. Y después lo de siempre, seguir laburando en la municipalidad y pasando música.

- Lo que quieras agregar
- Antes que nada, gracias por la nota, por darme la posibilidad de contar un poco de mi vida y aprovecho para invitar al público este 7 de octubre, alrededor de las 22, a Chic Resto-Pub que nos vamos a estar presentado con Pablo, esta vez en formato Café Concert, con pistas y algunos temas acústicos. Los espero a todos.

COMENTARIOS