None
FUNDADO EN OCTUBRE DE 1938

Junín Golf Club: La nueva dirigencia y sus ideas de renovar

José Borruto asumió en la presidencia y Pedro Boccacio es el nuevo director deportivo. Democracia dialogó con ellos para conocer los detalles del proyecto que ya comenzó a desarrollarse.

El Junín Golf Club tiene nuevas autoridades y muchas ideas para contar. En junio, los socios eligieron a José Borruto como nuevo presidente y Pedro Boccacio se transformó en el director deportivo. Con ellos dialogó Democracia para conocer los detalles de un proyecto institucional que ya comenzó a dar sus primeros pasos.

- ¿Cuáles son los objetivos generales de la nueva comisión?
JB- La idea es darle un empuje diferente al club. No podemos decir que estaban las cosas mal hechas porque no es así, todo lo contrario, encontramos al club muy ordenado pero nos pareció que se tenía que producir un recambio y eso es lo que estamos intentando hacer. Hemos conformado una comisión joven y con gente que hace muchos años que está en el club. La idea es crear nuevas actividades y al mismo tiempo darle esa impronta joven que tenemos. Pretendemos que se acerque más la familia, que la mujer tenga su lugar y, por ende, que el club vuelva a hacer ese espacio social en donde nos reuníamos todos. Históricamente el club se ha caracterizado por eso, por ser un punto de encuentro para toda la familia, en donde almorzamos todos juntos y después nos quedábamos toda la tarde.

- No debe ser una tarea sencilla.
JB- No, pero lo vamos a intentar y ya en estos pocos días que venimos trabajando hemos recibido un gran apoyo. Mucha gente ha dejado de jugar al golf y eso también es un tema a resolver. En líneas generales, lo que queremos es darle al socio muchos más beneficios, que se sienta más cómodo, que le dé ganas de ir y quedarse en el club.

- Para muchas personas, el golf es considerado como un deporte especial. ¿Nota eso?
JB- Está ese karma, de que es un deporte elitista y que no cualquiera puede jugar. Es cierto que no es barato jugar al golf pero tampoco es que vale una fortuna, hoy el socio paga 1500 pesos por mes. Nuestra propuesta es la de abrir el club a la gente de Junín, que vaya, que vea que el golf es un lindo deporte y que el club les ofrece muchas cosas. Es mentira que es un deporte para ricos, hoy por hoy eso cambió muchísimo. El golf te abre mucho la cabeza y una vez que empezás te des cuenta que te atrapa.

- ¿Cómo fue el acercamiento de ustedes al club?
PB- Yo tenía nueve años y fui con mi padre. Él iba pero no jugaba al golf, sino que iba con amigos. Recuerdo que se jugaba al tenis y al paddle. Pasábamos mucho tiempo ahí. En un momento se conformó una escuelita de golf y nos sumamos todos los chicos. Fue un envión muy lindo. Siempre el crecimiento se fue dando por camadas; puede ocurrir que se produzca un bache en algunos casos y por varios motivos, pero por suerte siempre hubo jugadores buenos y gente que ha hecho cosas importantes por el club.
JB- Mi caso fue muy parecido al de Pedro. Mi viejo ya era profesional cuando yo nací; mi abuelo fue presidente del club. Yo vendría a formar parte de la tercera generación dentro de mi familia que está ligada al golf y al club.

- ¿Cuáles son los objetivos deportivos?
PB- La idea es fortalecer al grupo de los más chicos y comenzar a analizar la posibilidad competir en torneos fuera de Junín. Nos gustaría competir en torneos nacionales, sabemos que es difícil, pero lo vamos a intentar. La idea es estar presentes en la mayor cantidad de eventos posible.

- ¿Qué aporte puede realizar el golf?
JB- Es un deporte muy particular, te enseña valores muy importantes. Es un deporte de caballeros, el jugador que hace trampa es condenado duramente y queda inhabilitado para jugar al golf en cualquier lugar del mundo. Se trabaja mucho sobre el control, tanto individual como grupal. Se eliminan las posibilidades de hacer trampa y eso, en algún punto, es educación. Después hay una conducta ética que también es muy importante, se lo considera un deporte de etiqueta y eso tiene que ver con la forma de jugar, de vestirse y de comportarse dentro de una cancha. Después, como todo deporte, se crean vínculos afectivos que pueden trascender. Conocemos gente muy amiga que se ha conocido jugando al golf.

- ¿Qué los motiva a trabajar en el club?
JB- Sentimos que es nuestra segunda casa. Tenemos mucho amor por el club. Queremos mejorar ese lugar al que vamos todos los días y que seguramente vamos a querer que nuestros hijos vayan.

- ¿Cuáles han sido los mejores momentos que les ha tocado vivir gracias al golf?
JB- Yo tuve la oportunidad de haber jugador un torneo junto a mi padre y mi abuelo. Fueron las tres generaciones de mi familia jugando un torneo y en la misma línea. Eso fue muy emocionante. Después conocí a mucha gente gracias a los torneos nacionales que jugué. Eso es bárbaro. Un momento importante es este, cuando nos decidimos a conformar una comisión directiva.
PB- Asumir en esta comisión directiva es algo emotivo. Parece que el tiempo voló rápido, que ayer éramos chicos y estábamos divirtiéndonos en el club y hoy estamos en la comisión. Hubo momentos lindos, como las competencias, hemos logrado ascensos y muchos logros deportivos que son recuerdos importantes.

COMENTARIOS