EN EL CLUB NÁUTICO JUNÍN

Dan inicio a las actividades de la Escuela

Empieza a funcionar el 10 del corriente mes, a cargo de Héctor Bentorino y de Tomás Guaragna.

Comienzan las actividades de la Escuela Náutica en el Club Náutico Junín, a partir del próximo jueves 10 de diciembre, estando a cargo de Tomás Guaragna y Héctor Bentorino, con la colaboración de varios timoneles de la entidad, quienes ayudarán todo el verano.
Las actividades se desarrollarán en conjunto con la colonia de la profesora Mariela Daga, a la cual se prevé la asistencia de más de 60 chicos para esta temporada, todos los días de semana y en particular, las actividades náuticas entre los días jueves a domingos, a partir de las 14 horas, en principio.
Los requisitos para asistir a la Escuela Náutica son básicos: Los chicos deben saber nadar, contar con la colaboración de los padres cuando son muy pequeños si lo necesitan inicialmente y contar con un salvavidas apropiado a su físico y peso.
La Escuela Náutica cuenta con todo el material para esta disciplina y de seguridad necesarios, pero los salvavidas deben estar adecuados a cada físico en particular.
Para inscribirse o informarse, pueden dirigirse a Tomás Guaragna, al correo electrónico yachtinguaragna@gmail.com
Quien alguna vez comenzó a navegar a vela seguro lo sigue haciendo por el resto de su vida, y si empezó joven, es más probable aun que así sea.
El navegar a vela implica estar en contacto con la naturaleza, conocer de vientos, meteorología, geografía; compartir vacaciones en familia y con amigos, alejarse de la rutina.
La vela como deporte es una actividad completa, que requiere concentración, rapidez en la toma de decisiones, conocimientos técnicos, independencia; desarrolla la motricidad, y otorga a los chicos algo muy importante para su desarrollo personal: seguridad y confianza en sí mismos. La vela es un deporte que se puede empezar y seguir practicando a cualquier edad, pero para edades menores de 15 años, el Optimist es la elección más acertada.
El Optimist es un velero de 2,45 metros de eslora, ideal para que los chicos aprendan a navegar ya que es muy estable y fácil de maniobrar. Al mismo tiempo, el gran rango de condiciones en las que puede navegar lo ha convertido en el velero de competición por excelencia para chicos de hasta 15 años de edad.
Ya a nivel de competencia, más de 100 países tienen sus flotas organizadas y más de 50 asisten a los campeonatos internacionales que se realizan cada año en diferentes partes del mundo.
La Argentina es uno de los países con la flota de Optimist más numerosa, donde la actividad se realiza a lo largo de todo el año y donde todos los timoneles del país compiten juntos en la mayoría de los campeonatos.
En particular, el Club Náutico Junín, a pesar de su pequeña infraestructura y masa societaria en comparación con los principales clubes náuticos de país, en los últimos 15 años viene aportando timoneles que protagonizan los principales puestos en la categoría y participando en los seleccionados argentinos para competencias internacionales.
En general las escuelas admiten chicos desde los 8 años de edad, pero algunos comienzan antes. A los chicos más livianitos y con menos fuerza les cuesta un poco más al principio, pero se igualan al resto en cuanto conocen la técnica de llevada del barco.
Algunos chicos se pueden asustar más que otros cuando hay olas o vientos fuertes, no hay que forzarlos, hay que ir tanteándolos y dejándolos que se animen de a poco.
La edad límite para competir internacionalmente es 15 años, es por eso que la mayoría de las escuelas de vela ponen esa edad como límite para entrar en los cursos que se dictan en barcos Optimist.
Ello, no quiere decir que un chico de más de 15 años no pueda aprender a navegar en un Optimist, todo dependerá de su tamaño.

COMENTARIOS