None
COPA DE ORO

Boca y River se ven las caras por primera vez en 2014 en Mardel

El Xeneize y el Millonario buscarán darle una alegría a su gente cuando se midan en el mundialista de Mar del Plata. Bianchi solo preserva a Riquelme y Ramón, a Balanta.

Con la intención de iniciar con una sonrisa la temporada 2014, Boca y River se enfrentarán hoy con sus principales jugadores, sin guardarse nada, en el primer Superclásico de la temporada 2014, que además definirá la Copa de Oro, que también disputó Estudiantes de La Plata.
El encuentro se jugará a partir de las 22.10 (transmite Fox Sports) con arbitraje de Germán Delfino en un colmado estadio José María Minella de la ciudad balnearia, que se vio sacudida en sus días previos por los hinchas que agotaron en pocas horas las entradas disponibles.
En la primera fecha, River empató 1 a 1 con el Pincha, que el miércoles pasado venció por 1 a 0 a Boca y será campeón de esta Copa de Oro si el Millonario no consigue la victoria.
Será el primero de tres duelos entre los dos más grandes del fútbol, ya que habrá revanchas en Córdoba (el sábado 25) y Mendoza (el sábado 1 de febrero). Pero para este encuentro debut de 2014, los entrenadores Carlos Bianchi y Ramón Díaz van a coincidir en poner a sus mejores equipos, salvo algunos cuidados por tratarse de un amistoso.
Es que salvo Juan Román Riquelme en el Xeneize –por precaución– y Eder Álvarez Balanta en el Millonario –con una fatiga muscular–, los otros diez jugadores serán los que seguramente empiecen el torneo Final, donde ambos buscarán recuperarse después de un primer semestre en el que dejaron mucho que desear.
River, que por su delicada situación económica solo sumó un refuerzo de jerarquía como Fernando Cavenaghi, realizó la pretemporada en Tandil, donde enfrentó a Ferrocarril Sud con victoria por 3 a 0 el sábado pasado, en el único encuentro donde jugaron la mayoría de los titulares.
Por su parte, Boca eligió permanecer en Capital Federal para ponerse a punto físicamente, sabiendo desde fines de 2013 sus dos refuerzos permitidos: los defensores Grana y Forlín.

COMENTARIOS