None
FÚTBOL

River y Vélez no jugaron a nada y dieron un espectáculo pésimo y para el bostezo

Tras la eliminación copera y sin nada en juego, empataron sin goles en un partido malísimo. Los arqueros fueron espectadores de lujo y ambos deberán empezar a pensar en cambiar la cara en el semestre que viene.

River y Vélez tenían la ilusión de enfrentarse dentro de unas semanas por la semifinal de la Copa Sudamericana pero, en lugar de eso, tuvieron que conformarse con un pálido partido por el torneo local con poco en juego. Siguiendo en la línea que cada uno mostró en el semestre y tras el golpazo copero, ambos protagonizaron un empate sin goles apático. Difícil creerles a los jugadores que se sienten tan endeudados con los hinchas después de esta actuación.
En el balance, Vélez tuvo más la pelota en el medio campo y River, con Teófilo y Mora en ataque, intentó poco y mal. El colombiano arrancó con dos jugadas dentro del área (en una gran control y tapó Sosa) pero una vez más terminó por ir a buscar juego retrasado, por la falta de abastecimiento. En el local Canteros tuvo un par de situaciones, pero nunca incomodó a Barovero. En un momento hasta pareció que conseguir un córner era para festejar.
Cuando arrancó el complemento Barovero salió lesionado, en una de las acciones más interesantes de la noche de Liniers. Les tocó mover a Ramón y Gareca, que metieron mano en la bolsa para ver si podían aspirar a una victoria y, tras los cambios, el Fortín mejoró un poco al merodear el arco que ya era de Chichizola. Vangioni fue la carta que jugó el Pelado, que le sirvió a Teo otra ocasión desperdiciada.
De un enfrentamiento entre equipos así de golpeados se podía esperar dos cosas. La primera, la simplona, es el 0-0 que dejaron, casi sin chances de gol. La otra era que acusaran el golpe y, ya fuera de carrera en todo, al menos les regalaran una sonrisa al hincha. Millonarios y fortineros deben pensar en el verano y el próximo semestre porque ni para eso están sus equipos.

COMENTARIOS