None
TORNEO INICIAL

Boca consiguió la victoria sobre el final y quedó a dos puntos del líder

Los xeneizes perdían con un gol en contra del Chiqui Pérez, pero sobre el final pudo festejar; Paredes y Cata Díaz marcaron los goles del triunfo. Los de Carlos Bianchi sumaron 27 puntos y están en la lucha.

Boca, sin jugar bien, derrotó ayer 2-1, en La Bombonera, a Tigre, en el partido válido por la 15ta. fecha del torneo Inicial, alcanzó las 27 unidades y quedó a dos del líder Newell`s Old Boys (29), a cuatro jornadas del final.
Los goles del conjunto de Bianchi fueron anotados por Leandro Paredes y Daniel Díaz, mientras que Claudio Pérez, en contra, abrió el marcador.
El primer tiempo marcó un buen despliegue de Tigre que presionó a Boca en la salida, lo cual motivó errores de Pablo Ledesma en el medio, pases frontales de Daniel Díaz desde la defensa, y poca conexión entre los armadores Leandro Paredes y Juan Román Riquelme, quien se dedicó a ordenar a sus compañeros en el campo de juego.
Tigre, que avisó a los 2 minutos con el remate fallido de Pérez García, se puso en ventaja con la desafortunada acción de Pérez quien en su intento de rechazar el balón, tras un centro de Leone por el sector izquierdo, abrió el marcador, ante el inútil intento de Orión, quien se golpeó la nuca con el palo izquierdo.
En la segunda mitad del encuentro, Boca salió a buscar la igualdad sin demasiadas ideas pero con mucho entusiasmo. Ante un Tigre que intentaba ocupar bien los espacios en el terreno de juego para frenar el avance del xeneize.
Luego, pasados los 15 minutos, el Matador sufrió la expulsión de su mejor jugador Pérez García, quien vio la segunda amarilla al pisar el área y simular una falta. Así, Javier García tenía cada vez más cerca a su línea defensiva y Boca arremetía sin ideas.
Buscando tener una mayor alternativa en la delantera Bianchi puso a Blandi para que jugara junto a Gigliotti y el Burrito Martínez. Además sumó a Franco Cángele para abrir el juego por las bandas.
El Matador, cuando tenía la pelota en su poder, se movía con inteligencia y apostaba a llevar la pelota lejos de su campo.
Pero de tanto buscar, el tanto de la igualdad llegó de pelota parada. Román Riquelme abrió la pelota para Leandro Paredes, quien sacó un fuerte remate y quebró la defensa de Javier García para el delirio de la hinchada xeneize.
Y, cuando ya no quedaba tiempo para más, el enganche de Boca envió un centro fantástico al centro del área y el Cata Díaz se elevó con gran destreza y puso las cosas 2 a 1.
Con este triunfo, Boca, que en la próxima fecha visitará a Arsenal, en Sarandí, y no contará con Claudio Pérez (acumuló la quinta tarjeta amarilla), suma 27 puntos.

COMENTARIOS