None
SUDAMERICANA

Lanús goleó por 3 a 1 al Millonario y avanzó sin problemas en la copa

Diego González, Santiago Silva y Víctor Ayala hicieron los goles del Granate, mientras que Teo Gutiérrez marcó el descuento. Lanús avanzó así a la semifinal.

Lanús derrotó sin problemas por 3 a 1 a River y avanzó a la semifinal de la Copa Sudamericana de fútbol. El conjunto Granate superó ampliamente a un Millonario perdido en el terreno de juego. Así, los de Ramón Díaz se fueron silbados del Monumental por su pobre labor.
El partido arrancó mal para River. Lanús estudió los movimientos de su rival y rápidamente, con una gran maniobra de Santiago Silva, quien envió un centro atrás que Somoza a la carrera remató y González taqueó el balón para poner el 1 a 0 para el Granate.
A partir de ahí la ecuación del partido era otra: River debía hacer dos goles para avanzar a la siguiente fase. Tarea titánica para un equipo sin gol.
El equipo de Ramón emprendió el camino en busca de la igualdad, con su eje de ataque por las bandas y en busca de sus dos delanteros Menzeguez y Gutiérrez. Lanús, por su parte, hacía un juego inteligente y ocupaba bien los espacios.
Tal es así que, Melano, llegó hasta el fondo, envió un centro atrás y Silva solo tuvo que empujar el balón dentro del arco.
Luego, los locales tuvieron el descuento de pelota parada, en la que Fabbro estrelló su remate en el palo de Agustín Marchesín. Sin embargo, el Millonario se fue al descanso sin muestras de recuperación y de poder cambiar el curso del encuentro.
En la segunda etapa, los de Nuñez realizaron los tres cambios y plantearon un esquema ultra ofensivo. Ingresaron Maidana, Carbonero y Lanzini. Sin embargo, esto no se vislumbraba en el terreno de juego.
Lanús esperaba y dejaba que River hiciera el desgaste sin correr ningún riesgo. Y fue así como llegó el tercero del conjunto Granate con un tanto de Ayala.
Así, el Millonario no encontraba la vuelta y la hinchada Millonaria comenzaba a perder la paciencia frente a un equipo que no podía hilvanar jugadas de gol y sus delanteros estaban perdidos en el área de Lanús.
Sobre el final, Teófilo Gutiérrez anotó el descuento de cabeza pero no había tiempo para más. La derrota fue grande y categórica: Lanús dominó durante todo el encuentro y desnudó la pobreza futbolística de un River que fue muy pobre.

COMENTARIOS