None
"B" NACIONAL

Sarmiento tuvo pocas ideas ofensivas y fue sorprendido por Gimnasia y Esgrima de Jujuy

El “Verde” se quedó sin invicto en el certamen al caer como local por 1-0. Una distracción defensiva de los de Lippi bastó para que los jujeños se llevaran los tres puntos. Fueron expulsados los defensores Daniel Delgado y Pablo Aguilar.

Sarmiento llegaba al partido con Gimnasia y Esgrima de Jujuy con la ilusión de ponerse más cerca en la lucha arriba de la Primera “B” Nacional. Pero su actuación estuvo lejos para concretar en la tarde de ayer el objetivo propuesto. Una distracción defensiva en los primeros minutos del partido torció definitivamente el rumbo del mismo. El equipo jujeños hizo el gran negocio y los de Lippi se quedaron si nada.
Estaba claro que el encuentro pintaba con toda la responsabilidad por parte del conjunto juninense de asumir el rol protagónico y buscar establecer la diferencia en el marcador. Pero si bien era lógico pensar en cómo vulnerar el arco contrario, tampoco se podía olvidar de cuidar el propio. Precisamente en esta falla, de no proteger el propio arco, cayó Sarmiento y le costó un gol a los once minutos de juego que, a la postre, significó el resultado final del encuentro.
Gimnasia apostaba al error táctico rival, ese llegó muy pronto y una corrida de Espinola, de casi cincuenta metros en forma libre, permitió el nacimiento de la jugada del gol que definió Emanuel Urresti.
La tenencia de la pelota fue en la mayor parte, sobre todo en la primera mitad, de Sarmiento. Sin embargo, fueron pocas veces que la utilizó con criterio. Lo más claro fue la movilidad de Matías Díaz, quien llegó un par de veces a complicar al fondo adversario. En sus pies estuvieron las mejores ocasiones para el dueño de casa para llegar a la igualdad. Primero un tiro con poco ángulo que dio en la parte externa de la red y luego un disparo desde la izquierda del área que se estrelló en el travesaño.
El resto de Sarmiento fueron intentos, con proyecciones de Aguilar y Ramiro López, por derecha, y algunas de Fernando González por izquierda, aunque sin sorprender a un rival que se defendía con mucha gente. Dentro de este panorama, entonces, tampoco lograron tener gravitación Andrizzi y Ferradas.
Los dirigidos por Mario Gómez se pararon con cuatro en el fondo, cuatro en el mediocampo, donde sobresalió el despliegue de Alvaro Brun, un media punta como Gabriel Bustos y un delantero definido como Matías Quiroga, quien entró muy poco en juego. La visita, el gol y ninguna otra llegada clara.

Una apuesta diferente

El técnico de Sarmiento, Sergio Lippi, comenzó a buscar variante desde el propio inicio del complemento para intentar romper con la cerrada defensa jujeña. Para eso dispuso el ingreso de Luis “Popi” Quiroga, que se paró como volante por derecha, el paso de Ramiro López a jugar en la zona central junto a Iuvalé y el retroceso como marcador central de Yamil Garnier ante la salida de Marcelo Mosset.
Si bien tuvo algunas insinuaciones el local, con unos remates de media distancia y un cabezazo de Delgado, que fue fácil de resolver para el arquero Lucas Hoyos, no consiguió poner en serios aprietos al equipo del norte del país hasta que a los veintiocho minutos Matías Díaz no pudo definir tras dejar en el camino al guardameta visitante y su tiro dar en un defensor.
Gimnasia de Jujuy se paró unos metros más adelante, presionó más en la zona media y provocó que varias veces Sarmiento cayera en la equivocación en los pases. Asimismo, con la entrada de Jonatan Bauman, la visita se jugó con dos delanteros (el otro Matías Quiroga) y obligó a estar más atento al fondo del verde. De todas maneras, casi no arrimó peligro y solo un remate de Espinola, cruzado y desviado.
En otras variantes, el entrenador Lippi buscó más precisión con la entrada de Sena y mayor profundidad con el ingreso de Coniglio, aunque la única acción realmente clara fue en el minuto cuarenta y dos cuando el equipo jugaba ya con diez hombres por la expulsión de Daniel Delgado. Un tiro libre por falta a Ferradas al borde del área (Desvaux merecía la roja por falta como último recurso para evitar un gol) y Luis Quiroga lo ejecutó muy cerca del ángulo superior derecho del arquero Hoyos.
Un Sarmiento que no pudo resolver el partido que le planteó Gimnasia de Jujuy y se quedó con las manos vacías.

COMENTARIOS